Jueves 18/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Jesús Hermida: En la Luna hay vendavales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los de mi generación le oíamos por las mañanas en aquella mítica rueda de corresponsales de Radio Nacional de España. Cuando el maestro Fernández Asís decía aquello de ‘desde Nueva York, Jesús Hermida’, sabíamos que la noticia no iba a ser corriente o por lo menos no iba a ser contada de forma corriente. Y muchos entendimos el periodismo desde esas conexiones.


Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

Luego pisamos la Luna con Jesús.

Después, toda una vida dedicada al periodismo, pero a un periodismo distinto, un periodismo que huía de toda rutina y que supo dejar en otros profesionales con una huella que permanecerá siempre.

Le traté más de cerca sus últimos años, dedicado con todo su entusiasmo a la Universidad. Sentado en un plató, enseñando a las nuevas generaciones lo que era un plano y cómo había que ponerse delante de una cámara. Generoso de sus saberes hasta el límite, tímido y celoso de su intimidad, suplía los achaques con un entusiasmo de principiante, una exigencia de jefe estricto y una sonrisa estimulante para todos.

Posiblemente lo más importante que puede hacer un periodista cuando ya se va llegando a la hora del propio ‘cierre’, es transmitir la profesión a los que llegan. Eso lo hizo Jesús Hermida y lo hizo bien.

Muchos dudaron de la realidad de la llegada del hombre a la Luna y pensaban que pudo ser un truco propagandístico de los americanos. Si llegaron, mereció la pena enterarse por la información de Hermida; si fue un truco, mereció la pena creérselo, para tener la oportunidad de escucharle.

Tampoco se sabe muy bien si en la Luna hay agua o no, o qué atmósfera se disfruta allí, o qué vientos corren. Pero lo que es seguro es que hay vendavales. Uno de ellos se llama Jesús Hermida.

Descanse en Paz.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··