Viernes 25/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Leopoldo no tiene quien le quiera

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las maniobras de Jazztel para buscar pretendiente están resultando más difíciles de lo previsto por su fundador, el cubano Leopoldo Fernández-Pujals, y su consejero delegado actual, José Miguel García.

Un artículo de...

Paul  Samuelson Jr.
Paul Samuelson Jr.

Más artículos de Paul Samuelson Jr. »

Las maniobras de Jazztel para buscar pretendiente están resultando más difíciles de lo previsto por su fundador, el cubano Leopoldo Fernández-Pujals, y su consejero delegado actual, José Miguel García. A pesar de los evidentes aires de consolidación que campan por la industria de las telecos, mucha suerte tiene que tener Jazztel para acabar el año con vida, ya sea como operador independiente como hasta ahora, o en poder de otro de los grandes, que podría ser Orange.

¿Por qué, si sus resultados comerciales son buenos? Pues porque no se acompañan de resultados financieros. Jazztel se debate entre conservar a sus clientes de ADSL –no deja de perder desde que salió Movistar Fusión-, captar clientes de móvil, en su calidad de OMV, para conseguir retenerles con una oferta integrada, o invertir en fibra para cumplir sus compromisos de despliegue, adquiridos en el acuerdo con Telefónica firmado el pasado año. En definitiva, una tensión financiera difícil de gestionar cuando cada nuevo cliente, en vez de ingresos te deja pérdidas. Lo que se llama morir de éxito, vaya.

Junto con la salida a Bolsa de ONO –otro bluf- la compra de Jazztel por parte de un operador más grande es un rumor que va y viene por el parquet sin acabar de materializarse. Y esa incertidumbre erosiona mucho a un valor relativamente débil como éste. Las cifras no convencen y los inversores temen que Jazztel muera de fatiga antes de poder acometer todos los esfuerzos que tiene por delante.

Unos esfuerzos contenidos en sus objetivos declarados -1.000 millones de ingresos en 2013, que serían, según el operador, 1.500 en 2017-, lo que les obliga a crecer a razón de 125 millones al año, algo imposible si no consiguen aumentar su base de clientes de ADSL. Y tampoco estaría mal que consiguieran monetizar a sus clientes de móvil, por ahora más una rémora que otra cosa, y encima una rémora que engorda mes a mes.

Y todo eso, con un margen de Ebitda del 18%, a años luz de su objetivo del 25%, y no digamos del 50% que maneja, por ejemplo, Telefónica. En definitiva, casi malabares va a tener que hacer el equipo de José Miguel García para hacer cuadrar la cábala y conseguir que algún apuesto operador les saque a bailar por el parquet.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··