Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Loca Academia de… la Lengua

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con esto de que el idioma ha de ser algo vivo, la Academia ni limpia, ni fija ni da esplendor.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

Ahora que tanto se habla de la ‘marca España’ hay que reconocer que nuestro idioma es el mejor vehículo de esa marca en el mundo entero y que ese vehículo se deteriora a ojos vistas.

Se sabe poco de la Academia, de los académicos como tales, y de su trabajo. Antes, de sus reuniones, sabíamos hasta el menú que comían en el mismo caserón que los alberga. Ahora solamente cuando hay algún discurso de recepción o la publicación de una versión del diccionario, eso sí, poniendo mucho énfasis en que está todo informatizado, tenemos alguna noticia.

Mientras, circulan con la aprobación de la ‘docta casa’, los troncos que han hecho una quedada para irse con la peña a tomar una birra en un bareto y ligarse a una tía o a un tío, para enrollarse, irse a ver una peli o a hacer carreras con el buga. Ya que no hay curro y los viejos pagan hasta los pitis, lo que hay que hacer es fumarse y pasarlo que te cagas.

Todo está en el diccionario y lo que no está, estará pronto. Porque según alguno de los responsables de nuestra lengua, el idioma es algo vivo y hay que estar pendiente de lo que se habla en la calle porque ese es el verdadero lenguaje. Y así nuestro español pierde esplendor porque ni se limpia ni se fija.

Y lo peor es que no se trata solamente del idioma de la gente joven. Juegan con él los que ‘están al loro’ los que van de modernos y los no tan jóvenes que han decidido hablar ‘en vaqueros’ y hacerse los ‘progres’.

El idioma de la Academia es el de la calle. Tal vez debería de ser al revés, que en la calle se hablara el idioma que fijara la Academia, pero como esto parece un imposible, al menos los medios de comunicación, los políticos los que hablan en público etc. deberían ser quienes hablaran con un cierto ‘academicismo’.

Dicen que nos escuchamos poco, pero sí escuchamos lo que habla la calle y, sea aceptable o no, lo imitamos sin detenernos a pensar qué es lo mejor para nuestra lengua.

Igual es que, además del idioma, se están deteriorando la Academia y los académicos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·