Jueves 18/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Mariano Rajoy: “A lo que estamos, tuerta”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este martes ha dicho en Toledo el candidato Rubalcaba que las papeletas socialistas de las próximas elecciones "van cargadas de proyectos" y también de "valores y principios". ¡Qué más quisiéramos!

El pasado martes dijo en Toledo el candidato Rubalcaba que las papeletas socialistas de las próximas elecciones "van cargadas de proyectos" y también de "valores y principios". ¡Qué más quisiéramos! ¡Una alternancia tranquila, constructiva, con grandes consensos! Nada más lejos de la realidad, al ver que  esconden y disimulan a gente de su cuerda, rebosantes de amiguismo, fulanismo y enchufismo, con lenguaje torticero, propio de quienes con causas judiciales pendientes todavía, con muchos asuntos turbios y responsabilidades sin asumir, pretenden escaquearse, previa inmunidad parlamentaria y juicios "light" en el Tribunal Supremo.

¿Cómo es posible criticar algo y ser el más destacado en eso mismo? ¿Cómo en nuestro país vivimos con cinco millones de personas privadas del básico derecho al trabajo y todavía hay quien espera soluciones de quien ha propiciado y minusvalorado ese gravísimo problema?

Todos hemos de cambiar, todos hemos de olvidar lo circunstancial y lo tangencial de nuestra vida política y económica, e incluso personal. Ya llevamos demasiado tiempo mirándonos el ombligo e incluso presumiendo de ser "más altos" que los vecinos europeos.

Para que se despierten, ¿les hago a nuestros decrépitos burgomaestres un "poema" con lo que me dice una amiga, madre de familia, que desde hace diez meses sobrevive por la caridad de los vecinos? ¡No, por supuesto que no! Pero sí le hago a ella de altavoz cuando me dice que no es de recibo, que no es propio de una democracia normal, pasar de "mi hermano" -Juan Guerra- a "mi primo" -el del Sr. José Blanco-, con tantos años sin poner remedio a corrupciones y corruptelas, y de que todo salga "gratis total" para unos pocos.

¿No se enteran, o no se quiere enterar tanta gente? ¿Les paso una relación de las personas de clase media que, casi a escondidas, acuden diariamente a los comedores de Cáritas? Evidentemente no lo haré, pero es que son legión los que se están "quedando en la cuneta" al paso de los coches oficiales que piden su voto.

¿Cómo votar la mentira? ¿Cómo confiar en quien sólo piensa en su beneficio personal-sectario-ciberespacial?  ¿Cómo dar credibilidad a los que reservan partidas mil millonarias del dinero del contribuyente para gastos superfluos, o de no tanta necesidad, como canales de televisión y radio, representación institucional, agradecimientos-compensaciones a "agentes sociales", ostentaciones caprichosas...?

Gerifaltes diversos dicen preocuparse !ahora! por nuestra salud, nuestra educación, nuestra vida... Pero qué cinismo, después del expolio de las arcas y de laminar las oportunidades reales de crear riqueza, ese pretender mejorar con coste cero algo que, además de unidad, prudencia, desideologización y mirada a largo plazo, necesita ingentes recursos, como es la Educación o la Sanidad.

También en tertulia familiar salió un consejo para el Sr. Mariano Rajoy, que parece ser el favorito para presidir el próximo gobierno de España: “a lo que estamos, tuerta”. O sea, a quien vaya a tener la máxima autoridad para poner orden y concierto en nuestro país le va a ser imprescindible funcionar sin zarandajas estéticas, sin vaselinas, túneles, ni caracoleos. Que se olvide de trabajar cara a la galería solamente, que no se quede en los flecos mediáticos de los asuntos, que se olvide del histrionismo manipulador y efectista que algunos le recomendarán: dura es la tarea de liderar soluciones creativas a tantos problemas, y muchos serán los sinsabores y las iniciales incomprensiones.

Sea quien sea que gobierne, que lo haga con la mano tendida en las prioridades, para aunar fuerzas y proyectos, para fortalecer nuestras instituciones, nuestra economía, nuestro Estado de derecho, que en el fondo será estabilidad para las familias y fuente de paz social y progreso.

Y ese "age quod agis", céntrate en lo que estás haciendo, hazlo bien, acábalo bien, va a dar fruto, va a generar confianza. Europa lo necesita y por supuesto nosotros, que somos parte fundamental de Europa, aunque a veces nos cueste creerlo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··