Miércoles 22/11/2017. Actualizado 18:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Podemos es ahora más peligroso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En plenas negociaciones entre los diversos partidos políticos para lograr que haya Gobierno en España, ha estallado la financiación venezolana de Podemos, desde hace años, y el partido de Pablo Iglesias es todavía más peligroso porque está acorralado.


Un artículo de...

Javier Arnal
Javier Arnal

Más artículos de Javier Arnal »

Todos los sondeos y encuestas coincidían, antes de saberse la financiación de Chávez desde 2004, en que, si hay nuevas elecciones, Podemos bajaría bastante en número de escaños. Las causas son bien conocidas: las rebeliones en diversas comunidades autónomas con amplio descontento y desgaste, el enfrentamiento entre Iglesias y Errejón, la arrogancia de Pablo Iglesias en estos meses de negociaciones, y en definitiva que los españoles van conociendo mejor al partido emergente, que ya no lo es en estos momentos.

Podemos, ahora, más que partido emergente es un partido convulso, que ha de aclararse, como reconocen sus propios líderes. Con una financiación que debe aclarar, como le exigen desde Ciudadanos y desde el PP, con dudas de que incluso haya delito en la financiación venezolana, Podemos ahora tiene pánico a que haya nuevas elecciones.

En la actual situación, Podemos buscará el corto plazo, se acabó lo de una estrategia a largo alcance, que le perjudicará, como se ha venido comprobando. Y en unas negociaciones para formar Gobierno a toda velocidad, los demás partidos han de estar a la altura para que Podemos no saque provecho.

Podemos intentará gobernar con el PSOE, a toda costa, dejando al lado a Ciudadanos. Desde que se celebraron las elecciones el 20-D, he pensado que al final llegarían a un acuerdo Podemos y el PSOE, cediendo en lo que haya que ceder, porque Pedro Sánchez quiere ser presidente a cualquier precio, y ahora es Podemos el que no quiere quedarse fuera ni siquiera para unas nuevas elecciones.

Si reclamaba regeneración política la formación de Pablo Iglesias, ha perdido mucho crédito, está más que en entredicho, y no parece sensato que nadie gobierne apoyándose en Podemos, ni siquiera Sánchez.

A la vista de los acontecimientos, me parece que lo menos malo va a ser la convocatoria de nuevas elecciones.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·