Lunes 22/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

A Rajoy le ha salido un grano en Pamplona. ZP ni improvisa y Solbes se niega a trabajar en la recesión. Ibarretxe a lo suyo y los jueces a por todas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Debe de ser por el síndrome postvacacional, pero han venido de Doñana algo vaguetes. Vamos, sin ganas de trabajar. Es que ya ni siquiera improvisan.

Lo dijo Rodríguez Zapatero en la comparecencia del Congreso de los Diputados: ‘No tiene sentido improvisar o aprobar todos los días nuevas iniciativas’. Eso va a ser pura vaguería.

Y Solbes, igual: ‘Puede haber recesión pero no trabajamos con esa hipótesis’. Pues a lo mejor debería empezar a trabajar en la hipótesis esa de la recesión, que ya ha dicho Almunia, que sabe mucho en Europa, que lo de la recesión está ahí y además no hay quien lo pare.

Igual se les ha contagiado lo del paro y se han parado. Dicen los mal pensados que va a ser mejor que no hagan nada, pero deberían disimular un poco e incluso improvisar algunas medidas aunque sólo fuera para poder rectificar.

La sesión de las Cortes sirvió para poco. Ya lo dijo Bono: ‘No se os puede dejar solos’. Y es que aprovechando la ausencia del presidente todo se redujo a preguntarse unos a otros las razones por las que estaban allí, y sobre todo a horas tan tempranas de la mañana. Lo dicho, que han vuelto, cuando menos, indolentes y no están las cosas como para no trabajar aunque sea en hipótesis.

El que se lo ha ‘currado’ ha sido Miguel Sanz. El presidente navarro le ha puesto las peras al cuarto al Partido Popular. El ejemplo de Ibarretxe cunde y todos quieren ser independientes. Ibarretxe quiere serlo de España mediante un referéndum, que ya le han dicho los del Tribunal Constitucional que ‘res de res’ que diría Carod Rovira, y Miguel Sanz que quiere ser independiente de Rajoy mediante los presupuestos de Rodríguez Zapatero.

Cada uno a lo suyo. Los jueces a lo de todos, que es la justicia que, según dicen los expertos, está más politizada que nunca.

Como los jueces no pueden ser de ningún partido político, se hacen de las asociaciones que auspician los partidos políticos, y entonces van los partidos políticos y los eligen de esas asociaciones que no son partidos políticos pero se les parecen mucho. Si usted no es de un partido político, pues no sale en la foto, y si usted no es de una asociación de jueces, pues no sale en eso del Consejo del Poder Judicial. O sea, que hay que tener carnet, aunque sea del Madrid de Calderón al menos para que te den un abono saltándose las listas de espera.

El ministro Corbacho, al que la vicepresidenta casi le quita de la foto, reconoce que no es perfecto. Y la ministra Aído reconoce que no es experta en lo del aborto y por eso nombra una comisión de expertos para que las madres aborten, que es a lo que se va a dedicar la comisión de expertos mientras Esperanza Aguirre no ponga en marcha el torno del siglo XIX para abandonar niños.

Por ejemplo, Rodríguez Zapatero ha nombrado expertos en ventas a los diplomáticos. Haga usted una carrera y una oposición para irse por el mundo a vender que la economía española va perfectamente, que no trabajamos en la hipótesis de la recesión y que no tenemos ganas de improvisar, que es algo cansado.

Una semana dura para los políticos que han ido al Congreso, el que más y el que menos a ver lo del pelo de Bono y se encuentran a la suplente.

Con los presupuestos a la vista, Sanz se hace fuerte frente a Rajoy, Montilla se pone chulo ante Rodríguez Zapatero y hasta Soraya grita en el Congreso a la vicepresidenta por lo de Rodríguez Menéndez.

Ya nada es lo que era. Trescientos oficiales de la Armada se enfadan con Chacón, Maradona se mete con Nadal y hasta los pobres niños chiquitines de Cataluña no pueden hacer pis cuando les apetece porque tienen que hacerlo en catalán. Leire Pajín, que no habla en catalán, llama ruin a Esperanza Aguirre y caradura a Gallardón.

Lo importante no es lo que se llaman sino el tono en que se lo llaman. Pero esta va a ser la legislatura de la no crispación. Si acaso crispará la Iglesia Católica con esto del aborto, que son unos intolerantes.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··