Domingo 27/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Rita Barberá se la juega

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rita Barberá lleva 24 años como alcaldesa de Valencia, y se vuelve a presentar, pese al “miedo” que hay en el PP ante las elecciones del próximo 24-M, y expresamente ha dicho que “no soy como las ratas, que huyen cuando presienten posible naufragio”.


Un artículo de...

Javier Arnal
Javier Arnal

Más artículos de Javier Arnal »

Además, confía en salir elegida como alcaldesa, y en su haber tiene el innegable mérito de haber logrado que Valencia deje de ser una ciudad gris para ser una ciudad atractiva: lo ha dicho ella, y es cierto.

Valencia, tercera ciudad de España, es un bastión del PP desde hace años. Muchas miradas están puestas en los resultados que obtenga en las municipales, puede significar una supervivencia para el PP o una pérdida emblemática.

La alcaldesa tiene visión estratégica, amplia experiencia, simpatía y sintonía con los ciudadanos. Pese a diversas ofertas, ella ha insistido que lo que ha querido siempre es ser alcaldesa de Valencia, y lo vuelve a demostrar ahora. Las sigas PP son ahora un lastre en vez de un sumando, pero las elecciones municipales priman a la persona, no a unas siglas, y en este contexto Barberá cuenta con ventaja.

En pasadas elecciones, Barberá ha arrasado. Ha logrado que votantes de otros partidos políticos a nivel autonómico voten al PP para el Ayuntamiento. Tiene “la alcaldesa de España” – como se le llama y a ella le gusta – un innegable tirón electoral, pero la incertidumbre del día 24 también le afecta a ella, que muy presumiblemente tendrá que pactar con Ciudadanos, según recientes encuestas de Sigma 2 para el diario “Las Provincias” y de la SER.

Pero ha surgido un líder, Fernando Giner, el candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de Valencia, que se ha convertido imparablemente en el enemigo-amigo de la candidata Rita Barberá. El economista Giner ha sido tentado para ser conseller de la Gneralitat Valenciana en el pasado, por su profesionalidad y valía, y está llevando a cabo una buena campaña.

Casualmente, los sondeos señalan que el PP sufrirá una debacle electoral en la capital del Turia el próximo día 24, de modo que puede perder prácticamente la mitad de los concejales – ahora tiene 20, se estima que puede obtener 11, y la mayoría absoluta está en los 16 concejales- y coincide con el crecimiento de Ciudadanos, que puede obtener 7 concejales, cuando antes de conocerse que el candidato sería Giner se estimaba que podía lograr 4 concejales, con lo que ni siquiera pactando con Ciudadanos podría la actual alcaldesa seguir siéndolo.

Rita Barberá ha lanzado el mensaje, tal vez equivocado, de que Ciudadanos supone “ser gobernados desde Barcelona”, con el fin de evitar la fuga de votos al partido de Albert Rivera. Si en algo destaca Fernando Giner es en su profunda implicación y conocimiento de la sociedad valenciana, no sólo porque ha nacido y vivido siempre en Valencia, sino porque ha sido una persona comprometida con la sociedad valenciana, con el espíritu empresarial emprendedor, y se plantea - a sus 50 años -su dedicación a la política como un período pasajero de servicio a la sociedad.

Giner acumula una trayectoria profesional y humana que Rivera valoró mucho. Profesor, empresario y actualmente con un despacho propio dedicado a la consultoría empresarial y al marketing. Conferenciante, escritor y contertulio habitual en diversos medios de comunicación, destaca por su talante sereno, dialogante, moderado y de cercanía a los vecinos.

Rita ha de calcular mejor expresiones como “lo peor que nos podía pasar a los valencianos es ser gobernados por Ciudadanos”. Giner es de una ideología de centro, con arraigadas y conocidas convicciones éticas, dialogante, pero no es un “pelele”.

Pese a lo que puede parecer, entre Rita Barberá y Fernando Giner no hay especial conocimiento personal hasta ahora, apenas trato, pese a que ambos son muy conocidos en la vida pública valenciana.

Giner aporta frescura, un aire nuevo en la política, frente a la experiencia de Rita Barberá. Pero Rita ha de darse cuenta de que necesita, con casi total probabilidad, a Giner si quiere seguir siendo alcaldesa. Un enemigo-amigo, en resumidas cuentas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·