Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Rubalcaba puede llegar a ser presidente del Gobierno

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los resultados de las elecciones del 22-M han confirmado las previsiones de las encuestas: el PP ha barrido. Sondeos posteriores colocan en 15 puntos la distancia sobre el PSOE. Y, a pesar de todo, Rubalcaba puede convertirse en presidente del Gobierno en 2012.

Alfredo Pérez Rubalcaba, Alfredo para amigos y seguidores a petición suya, no lo tiene todo absolutamente perdido, a la hora de postularse como candidato socialista a las generales de 2012 y convertirse en el sucesor de Zapatero en La Moncloa. Parece claro que, si no tuviera ninguna opción, absolutamente ninguna, no se habría presentado.

Por supuesto, antes tendrá que vadear algunos ríos peligrosos para él. Entre otros, zafarse definitivamente del ‘caso Faisán’, algo que está a punto de lograr. Pero también evitar errores de bulto, como el uso de un avión oficial para desplazarse a Andalucía y celebrar reuniones de partido, en su campaña como candidato a las primarias. O utilizar las comisarías para dar ruedas de prensa, calificadas de mítines políticos por el sindicato que lo ha criticado, el SUP. Pero no parecen obstáculos graves.

A cambio, tiene garantizado el cierre de filas en su partido, un PSOE hoy acoquinado, casi groggy, por el desastre del 22-M

La economía ‘mejora’

Entonces, ¿cuáles son las bazas que va a poder jugar, cuáles los datos de maneja, qué movimientos quiere hacer para lograr su objetivo? Veamos algunos:

-Aunque ha dicho que no quiere utilizar el eslogan “que viene la derecha”, sí podrá hacer valer entre su clientela, por excitarle a votar, la tremebunda imagen de una España ‘pintada de azul’. Es decir, la hegemonía popular en ayuntamientos y autonomías puede motivar al personal de izquierdas en una cruzada para ‘frenar a la derecha’.

-El mensaje “la economía empieza a estar mejor”, estamos comenzando a salir de la crisis. Cualquier pequeños dato positivos (por ejemplo, la mejora del turismo) va a ser manejado profusamente desde el aparato gubernamental, para convencer a los españoles de que “empezamos a salir de la crisis”. La palabra “empezamos” es clave.

-El argumento de que este Gobierno ha tenido el valor de adoptar las medidas de ajuste que necesita el país, pensando sólo en el bien general, y a pesar de saber que con ello iba a pagar un alto coste electoral. Hemos actuado con sentido de responsabilidad, con patriotismo.

-El cambio de líder en el PSOE. La presencia de otra cara a la cabeza de las listas electorales rebajará de modo casi definitivo el impulso, casi irracional, de los ciudadanos de hacer pagar a Zapatero en persona la mala situación de las familias y los individuos. Si el deseo de ‘castigar’ a ZP no ha quedado colmado en las elecciones locales, su ausencia hará el resto.

Un movimiento de ETA

-Va a seguir aprovechando la proyección mediática que le da su condición de vicepresidente, ministro del Interior y portavoz. En la medida de lo posible intentará alargar todo lo posible esa condición, porque le coloca a diario en televisiones, radios y periódicos. Una presencia que difícilmente lograría como simple candidato.

-Un movimiento de ETA. Habrá algún nuevo paso de la banda, que podrá capitalizar presentándose como el principal protagonista de la lucha contra el terrorismo, y por tanto autor de esa mejora. Según los expertos, no es esperable, de aquí a marzo de 2012, un abandono de las armas como tal. Pero si será posible algún anuncio, que permita visualizar que ‘de facto’ ya estamos en el final de ETA (mensaje, por cierto, que ha empezado a soltar Zapatero, diciendo que “ETA es pasado”).

Un tripartito, si hiciera falta

-La baza final, en caso de que el PSOE no gane las elecciones, es la opción de un tripartito PSOE-PNV-CiU que coloque a Rubalcaba el frente de un Gobierno de coalición.

-Tal como reconocen fuentes socialistas, el objetivo primordial del vicepresidente es que el PP no alcance la mayoría absoluta en las generales. Su misión es rebajar en todo lo posible la prevista victoria de Mariano Rajoy.

- Rubalcaba intentará gobernar en minoría. Si lo logra, será la primera vez que ocurra que el partido ganador (en este caso, el PP) no gobierna. Para ello, y sin necesidad de recurrir a Izquierda Unida, un socio considerado poco fiable, le basta con formar un tripartido con PNV y CiU.

-Tal como se informó en las páginas de ECD, el candidato ya está hablando con vascos y catalanes. Son los primeros pasos para intentar pactar con ellos esa nueva mayoría en el Congreso que le dé a él la presidencia del Gobierno.

Sumado todo, sí parece que Rubalcaba puede llegar a ser presidente del Gobierno. Con permiso de Mariano Rajoy.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·