Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Sarkozy busca enemigos en Europa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras pasar el relevo de la presidencia de la Unión Europea, y volcado en los problemas internos, Nicolas Sarkozy intenta congraciarse con los franceses repartiendo rapapolvos entre los países vecinos.

Más de quince millones de telespectadores siguieron este jueves la intervención de Nicolas Sarkozy en la televisión durante hora y media larga. La expectativa era evidente. Tras la inquietud generada por la crisis, y el éxito de las manifestaciones de la semana anterior, los franceses se sentaron frente al televisor esperando “algo”.

El resultado fue decepcionante para unos, no tan malo para otros. Pero los efectos de esta intervención han trascendido las fronteras: Nicolas Sarkozy no tuvo reparos en recurrir al mal ejemplo que dan otros países para justificar su actuación y la de su gobierno.

El presidente galo, que apuesta por un relanzamiento de la economía a través de la inversión, aseguró que no repetirá los “errores” económicos cometidos por los británicos, que han optado por estimular el consumo. En Downing Street echaban chispas el viernes, y el próximo encuentro entre Sarkozy y Brown se anuncia menos cordial que el tête-à-tête que mantuvieron el pasado 28 de octubre en la Lanterne, la residencia de descanso del presidente francés. Entonces aseguraron que trabajaban mano con mano.

Otra víctima colateral de las declaraciones de Sarkozy fue la República Checa. El presidente galo dijo que quiere detener las deslocalizaciones de las empresas francesas hacia este país, y concretamente de la industria del automóvil, que se está instalando en aquellas tierras porque la construcción de un vehículo cuesta 1.000 euros menos que en Francia. El primer ministro checo, Mirek Topolanek no se hizo rogar para responder a su vez que “con sus declaraciones, el presidente francés ha dado una muestra indirecta de la deconstrucción de la Unión Europea”.

Al terminar la presidencia francesa de la Unión Europea, Nicolas Sarkozy dijo que había querido cambiar Europa, pero que era Europa la que le había cambiado a él. No han pasado cincuenta días, pero parece comienza a olvidar ya la lección.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··