Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

V.A.R en el entresuelo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es un milagro de lo más sorprendente que el fútbol español haya llegado a ser el primer deporte nacional, que mueva los millones que mueve, que tenga en vilo a multitudes, que sea portada en medios de comunicación, etc. etc. sin el V.A.R.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

La modernidad y las nuevas tecnologías han llegado al fútbol. Ya ha pasado la época de las porterías al hombro, de los balones de cordones y lengüeta, de los masajistas del agua milagrosa y de los árbitros con chaqueta. Ha llegado el V.A.R o sea el videoarbitraje.

No deja de ser un milagro de lo más sorprendente que el fútbol español haya llegado a ser el deporte nacional más importante, que mueva cifras estratosféricas, que tenga pendiente de sus resultados a verdaderas multitudes, que sea portada de medios de comunicación y consuma horas y horas de radio y televisión y todo eso, sin el V.A.R.

Ahora, cuando un árbitro meta la pata, habrá unos señores que -moviola en ristre, y a los que el cuarto árbitro habrá llevado unos cafés- intentarán que el árbitro saque la pata del gol fantasma, de la tarjeta injusta, del penalti inexistente y -¡oh maravilla!- si se ha equivocado de futbolista sancionado.

Mientras tanto, el partido parado. Los espectadores se irán al ‘var’ a tomarse un refrigerio, los jugadores charlarán entre sí y se contarán chascarrillos, los entrenadores podrán abrazarse más veces y no solamente al principio y al final, los jueces de línea tendrán tiempo de reconciliarse en la banda con los espectadores que han estado insultándolos y, esos señores que se instalan al lado de las porterías y que nadie sabe para qué sirven, podrán reflexionar sobre la inutilidad de su función.

En el V.A.R todo son ventajas, Ya verán ustedes como su implantación en la Liga supone la creación de un buen número de puestos de trabajo, de esos tan bien remunerados a que nos tienen acostumbrados los órganos que tutelan y rigen el fútbol profesional.

Pero lo más chusco de todo es su carácter consultivo. Eso significa que la última decisión la tiene el árbitro. O sea, que puede seguir metiendo la pata como hasta este momento. Lo que pasa es que ahora será una metedura de pata más tecnológica.

Anda, que como se enteren los hackers rusos… nos j…la quiniela.


Etiquetas
, ,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··