Martes 12/12/2017. Actualizado 10:11h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La antilibertad de “Podemos”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El partido “Podemos” tiene un programa –eso sí, cambiante en muchos aspectos- que merece ser leído, para que luego nadie se sienta engañado. Es cierto que los programas políticos no suelen brillar por su cumplimiento, y tenemos sobrados ejemplos en nuestro país, pero “Podemos” sí tiene muy claros algunos aspectos de su programa, que dan idea de su radicalismo.

Un artículo de...

Javier Arnal
Javier Arnal

Más artículos de Javier Arnal »

“Podemos” tiene una concepción estatalista a ultranza en todos los ámbitos, rancia, casposa y obsoleta. Resucita viejas ideas que, bajo el disfraz de acabar con los actuales dirigentes políticos – no hay que engañarse, es contra el PP, porque con el PSOE llegaría a acuerdos-, tienen el denominador común de la dictadura, de la antilibertad ciudadana.

“Podemos” tiene enfilada la enseñanza privada, o mejor podríamos llamarla de iniciativa social. En su programa política, la formación de Pablo Iglesias no se va con rodeos: paralizar todo proceso de privatización de la educación y de todos los servicios escolares, además de eliminar cualquier subvención o ayuda a la enseñanza privada, incluida la modalidad de concertada.

Estatalizar todos los servicios escolares incluiría el transporte escolar, el comedor. Eliminar cualquier ayuda a la enseñanza privada es mucho más que suprimir la concertada: ayudas a gastos en libros, transporte o comedor se suprimirían, por el mero hecho de ir a un colegio privado. Asusta, y con razón, a muchas familias este radicalismo de “Podemos”.

El plan de “Podemos” parece basarse en modelos marxistas de adoctrinamiento educativo. Nada parece contar la libertad, ni los derechos de los padres, ni la experiencia de muchos países, ni el ahorro que suponen los centros privados – también los concertados- a las arcas públicas.

“Podemos” puede gobernar en municipios y autonomías a partir de mayo próximo, como primer partido votado y probablemente en coalición con otros partidos de izquierda.  Algunos miembros de “Podemos” son más explícitos todavía: son antiPP (no incluyen al PSOE), anticatólicos y antiliberales. Las urnas decidirán.  Pero España no es país para ingenuos, ni para corruptos como los ha habido hasta ahora – de diverso signo político- , y por eso las próximas elecciones tienen muchas incógnitas. Denostar la corrupción no justificar, en sí mismo, apoyar a un partido como "Podemos", que es enemigo de la libertad.

Etiquetas
,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··