Martes 22/05/2018. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Por la boca… Panorama

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En plena campaña electoral para Europa se habla de mociones de censura, de congresos extraordinarios en algunos partidos, de ‘retraso’ de elecciones generales y hasta de gran coalición.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

Es posible que alguien esté interesado e incluso que alguien lo esté provocando, pero, con independencia de la crisis y de los posibles resultados electorales para las europeas, el ambiente político se enrarece por momentos y el panorama que se presenta es, cuando menos, confuso.

Por un lado está la confusión en el Partido Socialista al que las encuestas tienen de los nervios. No han acertado con la candidata y ya es tarde para ‘remozamientos’. Con los Chacón, Madina y López (que se sepa) al acecho, tampoco Pérez Rubalcaba está tranquilo y unos malos resultados abocarían a un congreso y a unas verdaderas primarias, con lo que casi sería peor el remedio que la enfermedad.

Izquierda Unida ha hecho del PSOE su ‘pim pam pum’ particular y recoge, o cree recoger, a los descontentos.

Y en el Partido Popular, tranquilo para las europeas, no hay tanta bonanza para las generales. Se toca diana y en vez de madrugar se habla de retrasar todo lo que legalmente sea posible las generales. Con ministros abrasados y Rajoy haciendo bandera de no cambiar el Gobierno, ya se habla de gran coalición lo que, a su vez, pone en guardia a los pequeños partidos que ya tenían en marcha su propio cuento de la lechera.

Los empresarios dicen que todo va bien, pero ponen condiciones. La nueva Europa que salga de las elecciones también va a ponerlas y los ministros van a quedar expuestos a todos los vientos.

Un panorama difícil y sobre todo confuso que comenzará, sino a aclararse, por lo menos a tomar cuerpo, tras las elecciones europeas pero cuyo confusionismo tardará en disiparse.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··