Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Por la boca… La comisión PSOE-PSC

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cuando se dan largas a un problema, puede ser porque no se quiere resolver o porque no se sabe cómo hacerlo.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

Algunos dicen que lo mejor para no resolver un asunto es nombrar una comisión que lo estudie. Javier Fernández y Miquel Iceta , han dado largas al contencioso entre el Partido Socialista Obrero Español y el Partido Socialista Catalán y han decidido nombrar una comisión, que trabaje durante dos meses, para intentar que las diferencias queden, al menos, limadas.

Cuando se dan largas a un problema puede ser porque no se quiere resolver o porque no se sabe cómo hacerlo.

Miquel Iceta está como esos espectadores de un partido de tenis que desde un lateral mueven el cuello incesantemente de un lado para otro, siguiendo la trayectoria de la pelota. Ya se sabe que el mejor sitio en el tenis es uno de los fondos. Iceta no está bien situado en la política catalana y no sabe si mirar hacia los nacionalistas o volverse hacia los postulados del PSOE de toda la vida y defender a ultranza la unidad de España que los socialistas nunca han discutido. En cualquier caso está incómodo y actúa obligado por todos lados.

A Javier Fernández le ha tocado bailar con la más fea. Esa fea ni siquiera quiso bailar con Pedro Sánchez y se echó en brazos de la Gestora, una gestora que tiene las manos bastante atadas y desde la que ya se alzan voces diciendo que es un órgano que no tiene competencias para resolver el problema del socialismo catalán.

Ni para el PSC ni para el PSOE es bueno que sus diferencias no se sustancien cuanto antes. Dos meses, aunque a Iceta le parezca un plazo razonable, es mucho tiempo para dos partidos que necesitan, cuanto antes, tener libertad de movimientos.

Ni el único problema que tienen en el PSOE es Cataluña, ni el único asunto grave del PSC es Madrid o Susana Díaz o Andalucía.

Mientras Iceta, tras la reunión, intentaba dar un aire de normalidad, Fernández volvía a cargar las tintas sobre la desobediencia de los catalanes a la decisión en relación al voto en la investidura de Mariano Rajoy.

Pero la realidad es que el tiempo pasa y la Gestora no ha tomado una sola decisión y que cuando se pensaba que de la reunión en Ferraz iba a salir una decisión, con acuerdo o sin él, lo que han parido ha sido una comisión y un plazo de dos meses.

Todo hace pensar que ni unos ni otros tienen la menor idea de cómo solucionar el conflicto.

La herencia de Pedro Sánchez sigue coleando.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·