Miércoles 17/01/2018. Actualizado 11:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Por la boca… Los consejos de Cantinflas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Según la OCDE nuestras cifras están 'flojonas' y Europa tiene que tener el dedo en el gatillo de 'la bazuca'. Para echarse a temblar.

Dicho sea lo con todos los respetos para el gran cómico que fue Mario Moreno y, por supuesto, para el mejicano Ángel Gurría, secretario general de la OCDE.

Resulta que se trata de uno de los jefes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que se reúne con Luis de Guindos ministro de Economía y, entre dimes y diretes, porque tampoco se aclara demasiado, nos suelta una de cal y otra de arena. Por un lado alaba nuestra gestión económica y por otro nos pone al borde de la desesperación. Tan pronto nos eleva la moral como nos la deja por los suelos y todo dicho con su incomparable lenguaje.

Tenemos cifras 'flojonas' y Europa debe de tener el dedo en el gatillo de 'la bazuca'. Pues estamos apañados.

El caballero, varias veces ministro en su país, pasa por ser uno de los expertos en asuntos económicos del mundo mundial. O sea, uno de los presuntos responsables de que las cosas estén como están. Viene, come y se va.

Pero lo peor es que no se conforma con el jamón serrano o los huevos rotos de Lucio –si es el caso, y siempre presuntamente- sino que, además, ha quedado con Mariano Rajoy para asesorarle y ayudar en la reforma de la Administración, que también debe de andar 'flojona' y no sabemos si a los funcionarios les tocará llevar el dedo índice en el gatillo de 'la bazuca' o ponerse frente a ella, que todo es posible con estos expertos en economía mundial.

Llega un momento que hay que preguntarse qué pintan estos señores y cuáles son sus méritos para decidir con tanto desahogo sobre nuestras vidas y haciendas y, sobre todo, por qué les hacemos tantas reverencias.

Menos mal que esta vez De Guindos le puso las peras al cuarto y le dijo claramente que las cosas están como están, que se ha hecho lo que se ha hecho y que, de momento, siempre de momento, no se va a hacer más por muy 'flojones' que estemos los españoles.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··