Martes 24/10/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Por la boca… Que no nos lo expliquen

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Todo lo que se le ha dado a la ETA, con la legalización de Bildu, es grave y perfectamente cuantificable en euros.

Lo peor, con ser gravísimo, no es la toma de poder de Bildu, el resurgimiento de Batasuna y el ‘ave fénix’ en que el Tribunal Constitucional ha convertido a la ETA. Lo peor es cuando tratan de explicarnos la cosa y mucho peor cuando tratan de justificarla.

Desde Pérez Rubalcaba a Pascual Sala, pasando, lógicamente, por el flamante alcalde de San Sebastián y el, igualmente flamante, diputado general de Guipúzcoa, todos se afanan en hacer declaraciones, justificando decisiones, aclarando posturas y llevando a la opinión pública dos razonamientos a cual más falaces. Por un lado nos cuentan el cuento de que lo de Bildu es normal y hasta una decisión democrática y, por otro, nos siguen colocando la cantinela de que la ETA está en las últimas.

Dice el vicepresidente del Gobierno que la credibilidad de Bildu pierde enteros a cada minuto que la formación no exige la disolución de la ETA. Eso no se lo cree ni el mismísimo Rubalcaba. En primer lugar la credibilidad de Bildu, está y estaba en la situación en la que está y el problema de Bildu no es de credibilidad. Ni nadie creía en Bildu, ni a nadie le han sorprendido las actuaciones de Bildu, con más o menos calado y más o menos anecdóticas. ¿A quién ha sorprendido Bildu? ¿Qué credibilidad está perdiendo Bildu?

Las declaraciones de los dos elegidos por Bildu, tanto en San Sebastián como en Guipúzcoa, algunas de ellas intentando separarse de la izquierda abertzale y tratando de quitar importancia –más o menos irónicamente- a la retirada de banderas o de imágenes del Rey de España, son lo de menos. Hay cosas más graves y todas ellas pueden perfectamente cuantificarse en euros. El oxígeno que Pascual Sala, por mucho que lo explique, ha dado a la ETA no es político, entre otras cosas porque eso a la ETA no le vale ni le interesa. El oxígeno que le ha dado tiene forma de euros y se sustancia en posibilidades de control, de información y de actuaciones relacionadas con gentes del País Vasco.

Nada es nuevo. Ni lo que hacen ni lo que dicen. Lo único nuevo es que la legalización de Bildu, los responsables, quienes sean, han dado a la ETA posibilidades de información que antes no tenía y dineros de los que antes no disponía.

Es de eso de lo que nos vamos a enterar y a no tardar mucho. Vamos, que ya nos estamos enterando.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·