Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Por la boca… Éramos pocos y parió Duran

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Posiblemente la plataforma y la comisión que propone Duran i Lleida, no le vendrían mal a nuestra política, lo que no cuela es que sea, ahora, Duran i Lleida quien haga esa propuesta.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

Eran muchos los que se pensaban que Duran i Lleida se había ido o se iba a ir de la política, pero también eran muchos -incluidos los que pensaban que se iría- los que no se lo creían.

Y es que el político catalán es el amo de la ambigüedad y el adalid de la nebulosa. En esa ambigüedad y en la nebulosa de toda su vida política lleva más de tres años conviviendo, vivaqueando más bien, con la aventura disparatada de Artur Mas. Tres años en los que ha dicho de todo, ha afirmado de todo y ha participado de casi todas las posturas. Y, como siempre, esos todos y esos casi todos, nunca han ofrecido la menor coherencia y cualquier parecido de unos con otros, ha sido pura casualidad.

No es que Duran ‘diga digo dónde dijo diego’, es que ni siquiera dice claramente ni diego ni digo.

Y por si éramos pocos en la confusión y en el marasmo de la política de Cataluña, Duran i Lleida ha parido. No se sabe todavía –posiblemente no se sepa nunca con claridad - si ha parido un ratón o un elefante, pero ha parido. La criatura es una cosa que se llama Construim a la que el padre ha definido como ‘una plataforma para reencontrar la centralidad y adaptarse a los nuevos tiempos’ y, a la vez, como ‘una comisión de enlace con la sociedad civil’.

Ahora, Duran i Lleida quiere redescubrir el centro político; ahora, Duran i Lleida se acuerda de la sociedad civil y ahora, Duran i Lleida, predica que ‘más allá de la independencia, también hay vida’.

Todo lo que dice es bueno y posiblemente necesario en esta política nuestra tan deteriorada y tan falta de ideas. Llo que pasa es que los ‘ahora’ pesan demasiado en la mochila de Duran; esa mochila con la que ha estado viajando años y años de Barcelona a Madrid y del escaño al Palace, llevando a cuestas –eso sí, adaptándose a los nuevos tiempos- y sin darle importancia, el centro, la independencia y la sociedad civil.

Posiblemente sea necesario que alguien ponga en marcha plataformas y comisiones que se alejen de la política al uso, pero ese alguien no es Duran i Lleida porque –‘ahoras’ aparte- está ya muy visto por mucho que se rodee de nieblas.

Y como está tan visto habrá muchos que piensen que en efecto, después de la independencia hay vida, pero a esos muchos les gustaría que esa vida, no fuera otra vez la que ha vivido Duran i Lleida años y años.

Etiquetas
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·