Martes 12/12/2017. Actualizado 10:11h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Por la boca… Los pucheros de Junqueras

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cuando alguien como Oriol Junqueras habla sobre ‘pucherazos’, hay que descubrirse, escuchar con atención y rendirse ante el juicio de un entendido en la materia.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

No se trata de los pucheros llorosos –posiblemente acompañados de las protestas sobre su probidad, su amor por la paz, su lucha por la verdad y hasta por su religiosidad- que podría haber exhibido Oriol Junqueras ante el juez del Supremo, cuando se negó a sus requerimientos de puesta en libertad. Aquí, se trata de pucheros de ‘pucherazo’.

En demasiadas ocasiones -y posiblemente con un punto de injusticia- los periodistas criticamos a los políticos, sus declaraciones, sus propuestas, sus meteduras de pata, sus fallos y hasta sus corrupciones. Por eso es de justicia la alabanza cuando en sus actitudes, en lo que dicen o en lo que opinan, muestran su saber y su dominio de los asuntos.

Si un individuo como Oriol Junqueras habla sobre ‘pucherazos’ en las urnas, hay que descubrirse, escuchar con atención y rendirse ante el juicio de un entendido. Porque si hay alguien en España que sabe de ‘pucherazos’, de tergiversación de datos, de fraude electoral antes, en y después de la jornada de marras, ese es Oriol Junqueras.

Cumpliendo el refrán aquel de ‘se cree el ladrón que todos son de su condición’, dice el ex, que su formación política colocará interventores en todas y cada una de las mesas que, el próximo día 21, recogerán los votos de los catalanes, para evitar que los partidos que no están por la independencia, tengan la oportunidad de perpetrar un ‘pucherazo’. Además pide, con la misma finalidad, observadores extranjeros que supervisen la legalidad del recuento.

Y es que la cárcel debe de ser altamente terapéutica para esto de la honradez electoral. Hace poco tiempo a Junqueras, en el pseudoreferendum no le importaban ni el censo, ni los recuentos, ni la verdad de los resultados, ni la identificación de los votantes, ni los interventores, ni siquiera los observadores internacionales.

Pero cuando un maestro como Oriol Junqueras habla de ‘pucherazos’ solamente queda el recurso de asentir y escucharle con interés y hasta con reverencia.

Y es que- parafraseando a la Santa de Ávila- ¿por qué no va a estar también entre los pucheros, un místico como Oriol Junqueras?

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··