Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Por la boca… A río revuelto ganancias para el PNV

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No se entiende muy bien qué tiene que ver la situación en Cataluña y la actuación del Gobierno en aquella autonomía, con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

La ambigüedad y el jugar a distintos palos de diversas barajas es uno de los distintivos políticos del Partido Nacionalista Vasco. Es como si lo llevara en su ADN. No le va mal con esa forma de actuar y, a la vista de lo sucedido con Convergència i Unió, que hasta ha desaparecido, no es extraño que los nacionalistas vascos sigan con sus planteamientos.

Apenas se han disipado los rumores de ‘cuasi chantaje’ ligados a la aprobación de los presupuestos de este año y ya salen los ‘peneuvistas’ poniendo sus condiciones para apoyar al Partido Popular y, con Ciudadanos, sacar adelante las cuentas para 2018.

La diferencia es que, esta vez, se tiran al río revuelto de Cataluña y amenazan con el ‘no’, si el Gobierno se excede en sus actuaciones en aquella autonomía.

Aparte de que no es fácil medir eso de ‘excederse’ y que se supone que los que miden son ellos, no se entiende muy bien qué tiene ver la situación que se está viviendo en Cataluña, ni la posible excesiva actuación del Gobierno en defensa de la legalidad y de la integridad de España, con la aprobación de los presupuestos Generales del Estado.

Querer aprovechar una hipotética debilidad negociadora del Gobierno, puede ser legítimo según en qué momento y en qué situaciones. En Cataluña se está dilucidando en problema grave para toda España incluido, naturalmente, el País Vasco. Y, en la situación actual de nuestra economía, querer sacar tajada de esa situación no parece de recibo.

Porque lo que va a tener difícil el PNV es contar, a los cuatro vientos, la milonga de que no van por la tajada. Son muchos años y muchos ‘apoyos’ para que se pueda creer en su ‘altruismo’.

Albert Rivera, tira por la calle de en medio, desprecia los pocos votos del nacionalismo vasco y apunta directamente a la abstención del Partido Socialista. Dice que es lo que tiene que hacer Pedro Sánchez, si es que consigue dejar de mirar, al menos cuatro minutos, a Podemos.

Señor Rivera: en política todo es posible, pero…hay cosas y cosas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··