Domingo 27/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Por la boca…Más viejas que glorias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Baste recordar que la retirada de la política de Felipe González se produjo a las puertas de la cárcel de Guadalajara y la de Alfonso Guerra en un despacho de la Junta de Andalucía convertido en cafetería.

Hay quienes, políticamente hablando, murieron hace muchos años, pero ellos no lo saben y siguen yendo a los mítines y ahora se les denomina, incluso por los que no están de acuerdo con su reaparición, viejas glorias.

Tanto Felipe González como Alfonso Guerra tienen mucho de ‘viejas’ pero poco de glorias. Baste recordar que la retirada de uno se produjo en las puertas de la cárcel de Guadalajara y la del otro en un despacho de la Junta de Andalucía convertido en cafetería.

Tampoco había demasiada gloria en los millones de parados que los despedían agitando millones de pañuelos. Querer actualizar a ambos políticos, que además han retomado su relación para quedar bien en los mítines, no parece muy acertado y no solamente para la candidatura de Alfredo Pérez Rubalcaba que, faltaría más, puede hacer de su capa un sayo, sino para la higiene democrática en general.

Además ambos han vuelto, todo hay que reconocerlo, tal y como se fueron. Tronantes, faltones, topiqueros, rencorosos, con frases hechas y con tonillos más que sabidos resabiados. Tiene gracia oír hablar a Felipe González de ‘casinos del s. XIX’ o a Alfonso Guerra de la derecha explotadora de obreros y sacamantecas de niños desvalidos.

Los mítines de Rubalcaba se han convertido en una especie de lección de historia, en vivo y en directo, pero una lección de historia que los electores no se merecen oír, por la misma razón que los españoles no nos merecemos un Gobierno que nos mienta.

Es posible -el gran Peridis lo sabrá- que Rajoy se pase el día tumbado en la ‘cheslón’, pero es seguro que Felipe González y Alfonso Guerra son el pasado, incluso el pasado del Partido Socialista y que no constituyen un pasado demasiado glorioso. También es cierto que Alfredo Pérez Rubalcaba no se atreve a pasear por los mítines a su más reciente pasado en forma de José Luís Rodríguez Zapatero, pero de eso a castigarnos con la verborrea indecorosa de la pareja sevillana va un abismo.

Rubalcaba que es tan aficionado al fútbol, y del Real Madrid, debería saber que las viejas glorias son Kopa, Rial, Di Stéfano, Puskas y Gento, una delantera mítica como aquella de Iriondo, Venancio, Zarra, Panizo y Gaínza. El resto son viejas, pero no glorias.

¡Ah!, con tanta vieja gloria –y como no soy aficionado al baloncesto, ni a los cronometradores del baloncesto- me olvidaba del debate, que ni es debate ni es nada, si acaso es un ejercicio de relojería o de corsetería, esta vez sí del s. XIX … O vaya usted a saber.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·