Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Por la boca…Tonterías patrióticas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Patriotismo alimentario, para el señor Pelegrí, consejero de Agricultura de la Generalitat, es no beber vino de Rioja.

Como en España, entre unas cosas y otras, estamos siempre en campaña electoral, resulta que, entre unos y otros, estamos siempre escuchando tonterías. Y esto es lo que hay.

Como dicen algunos, aquí no cabe un tonto más. Pero ahí están. Por ejemplo, está el señor Josep María Pelegrí que es el consejero de Agricultura de la Generalitat de Cataluña. Pues el citado consejero ha acuñado una expresión que pasará a los anales: ‘patriotismo alimentario’. La ventaja que tiene esto del patriotismo alimentario es la diversidad de interpretaciones de las que es susceptible. A saber: puede ser patriotismo alimentario poner en la tele videos de partidos del Barça mientras la familia come reunida, bien al mediodía o bien a la hora de la cena. Patriotismo alimentario sería, por ejemplo, cantar Els segadors –o en su defecto, escucharlo en CD- a la hora del aperitivo. También sería patriotismo alimentario hacer la compra en el supermercado con una careta de Pep Guardiola.

Pues nada de eso, patriotismo alimentario para el señor Pelegrí es no beber vino de Rioja, porque así ‘no ayudamos’. Pues no se diga más.

Y además de en España tampoco en Cataluña cabe un tonto más. Carod Rovira –me llamo Josep Lluís- ha entrado por lo escatológico, como otros lo hacen por Bisbal o por Miguel Bosé, y ha enviado a los ‘indignados’ a mear a su casa. No a casa de Carod Rovira sino a España. Porque como para el gran político catalán ‘Catalonia is not Spain’ y él los ha escuchado mear en español, pues a su país. Otra cosa hubiera sido si en la Plaza de Cataluña se hubiera meado en catalán.

Pero en todas partes cuecen habas y Pérez Rubalcaba, ya candidato, llegó a la conclusión –se supone que en su calidad de ministro del Interior- de que el presunto etarra Iñaki Domínguez, a quien habían pillado forradito de dispositivos para organizar atentados, ‘’no hacía nada bueno’. ¿Se acuerdan de aquello que siempre se ha dicho de que ‘la policía no es tonta’? Pues eso.

Y volvemos a Cataluña. Allí hay más consejeros, que no todos van a ser el señor Pelegrí. Está también ostentando el cargo de consejero de Interior el señor Felip Puig, quien a propósito de los meantes a los que se refería Carod Rovira ha dicho: ‘No descarto pedir ayuda a la Guardia Civil en caso necesario’. Eso sí, sólo en caso necesario. O sea, si mean fuera del tiesto.

Lo dicho: no cabe ni un tonto más.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·