Lunes 11/12/2017. Actualizado 13:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Se busca un líder

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

España necesita un líder. Alguien que nos una más que Iniesta, Nadal y Alonso. Y ni Z ni Rajoy están en condiciones de capitanear el equipo.

Ortega y Gasset escribió hace casi noventa años sobre “la ausencia de los mejores”. Decía el filósofo que en España siempre escasean, por omisión o comisión, los hombres ejemplares. El pueblo español –escribió- “cuando se deja conmover por alguien, se trata, casi invariablemente, de algún personaje ruin e inferior que se pone al servicio de los instintos multitudinarios”.

Las reflexiones orteguianas tienen bastante actualidad a día de hoy, aunque con algunas salvedades (véase La Roja, Nadal, Gasol y Alonso). Es más, su ensayo es de vigencia máxima en pleno siglo XXI: no hace falta cambiar ni una coma para comprobar que en España hace falta un líder.

Las sucesivas encuestas que se vienen haciendo públicas reflejan un problema intrínseco y sistémico de la sociedad actual: el desapego de la clase política.

Echando un vistazo a estos sondeos se puede observar lo difícil que lo tiene Zapatero para intentar convencer a cientos de miles de personas de que él es el mejor preparado para enderezar esto.

Pero, ¿y Rajoy? Las mismas encuestas que vaticinan un desastre de Z indican que Mariano no está mejor. Es un dato muy importante, pero en el que pocos se fijan: la valoración de la ciudadanía hacia él es peor que la que tiene su rival. Algo no debe estar haciendo bien tampoco.

Mención aparte merece la hipotética irrupción parlamentaria de Belén Esteban si se presentara a las elecciones. Sería la tercera fuerza política. ¡Qué país!

Miremos ahora los periódicos, el llamado cuarto poder. Las noticias más destacadas de ayer son: huelga general, renovación del Constitucional (¡por fin!), Mourinho se cabrea, Urdangarín se hace una cuenta en Twitter…

España es un país cuya vida pública se está deteriorando a marchas forzadas. Una sociedad que no termina de asentarse ni de despegar. Una “España invertebrada”, que diría Ortega. Y, lo más importante, sin unos líderes que nos hagan sentirnos orgullosos de que somos y de donde venimos.

Hoy, más que nunca, demandamos esfuerzos globales por parte de todos. Un consenso nacional. Algo que nos una más que Iniesta y Casillas. Sinceramente, lo echo en falta y, de momento, no veo que ningún líder lo pueda ofrecer.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··