Lunes 23/10/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

En vez de un debate hemos tenido un concurso de vaciedades y lugares comunes. Políticamente, la nada total

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Si -aunque poca-los políticos tuvieran algo de sinceridad, en vez de calcular quién ha ganado el debate, lo suprimirían por inútil.

Ni una idea, ni un mínimo de altura, ninguna propuesta seria, nada de atención a los verdaderos problemas de los ciudadanos. Sólo una galería de frases, de posturas más o menos agresivas, de sonrisas y miradas atravesadas, de abucheos de los unos y ovaciones de los otros. Si alguien ha sacado algo en limpio del reciente debate del estado de la Nación es que está en otro plantea.

Después, como si de una noche electoral se tratara, todos se apresuran a hacer cálculos para dilucidar quién ha ganado, y hasta el CIS echa su cuarto a espadas y afirma, tan serio, que el triunfador ha sido Rodríguez Zapatero. Y Rajoy –siempre tan deportista- afirma que ha ganado por goleada. Esto mismo se escribió en el del pasado año, y en el del anterior y en el otro y en el otro. La única diferencia es que cada edición es más banal y sirve para menos hasta llegar a la nada total.

Sirva de ejemplo que unas de las medidas más pregonadas del presidente del Gobierno, las relacionadas con la vivienda,  son tan absurdas y desacertadas,  que han nacido muertas al decir de las empresas constructoras e inmobiliarias. Eso de obligar por decreto a que los españoles compren piso antes de que se cierre el grifo de las desgravaciones, es el colmo del cinismo político, más viniendo de un partido socialista.

Y si se trata de la crisis del automóvil, cuando la frase que anunciaba el nuevo plan ‘prever’ no estaba acabada, los fabricantes y vendedores de coches se apresuraban a lanzar sus propias ofertas que doblan, con mucho, los planes y las cifras del gobierno.

Lo único que le funciona bien al Gobierno es lo de las píldoras y lo del aborto. El tandem formado por Trinidad Jiménez y Bibiana Aído está respondiendo, con creces, a todas las expectativas que había despertado. LA SEMANA  publicaba el pasado 11 de abril, comentando las características del nuevo Gobierno, y concretamente en relación a Trinidad Jiménez: ‘su colaboración con Bibiana Aído en asuntos de feminismo, de aborto, de eutanasia, de matrimonio y adopciones entre parejas del mismo sexo y ‘otros avances sociales’, va a ser el pan nuestro de cada día’. Acertar en la gestión de estas dos ministras no es ningún mérito. Estaba cantado.

Salieron las dos ministras ufanas y satisfechas a anunciar que la píldora postcoital –el día después de qué-  iba a ser tan libre como la coca-cola y que el tabaco, el alcohol o la aspirina, serán mucho más difíciles de adquirir que la píldora de marras. Lo peor de todo es que Jiménez dice, con toda desfachatez, que no se trata de un medio anticonceptivo más. ¿De que se trata? ¿de un parche ‘sor Virginia’ para el catarro?

Anuncia Rajoy que recurrirá ante el Tribunal Constitucional. Pues si espera turno, tras el Estatuto de Cataluña., habrá que sentarse en la puerta de las farmacias a esperar.

Pero hay que llegar a las elecciones con la alforja llena de ‘avances sociales’ y de derechos defendidos. Sobre todos los de las mujeres, que ya ha dicho Pajín –la llamaban Ninotchka- que lo que pasa es que los retrógrados no admiten el menor avance a favor de la mujer. Pues si ella lo dice…sabrá lo que dice y si la píldora postcoital es un derecho de la mujer y se le ha reconocido gracias a Leire Pajín, no hay más que decir.

Pero Zapatero tiene un plan. Y aunque parezca un título de vodevil parisino, pues…lo es. Un plan que anuncia con letras grades en negrita y subrayado: ‘a día de hoy, lo peor de la crisis ya ha pasado’. Y si alguien no lo ve así, es que está ciego y además será un antipatriota y según Pajín –la llamaban Ninotchka- es también un depredador de los derechos de la mujer.

Los derechos por encima de todo. Por ejemplo los derechos de los energúmenos de Mestalla y, según parece, los derechos de quienes tienen que defender los símbolos de España y las instituciones que nos hemos dado los españoles, a permanecer sentados en su localidad –gratuita por supuesto- con cara de palo, sin hacer ni decir nada ante la ofensa al Himno Nacional,  al Jefe del Estado y a los españoles de buena voluntad.

Posiblemente sean los mismos derechos de quines han convertido la celebración del club de fútbol Barcelona, flamante campeón de la Copa del Rey de España , en una batalla campal por las calles de la Ciudad Condal, batalla en la que ha habido un muerto y demasiados heridos.

Todo sea por los derechos. Si defenderá el Partido Socialistas los derechos que ya se anuncia que no habrá libertad de votos para las señorías socialistas cuando se vote la Ley del aborto.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·