Sábado 20/01/2018. Actualizado 18:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Ni contigo ni sin ti

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cada estío, como el gran ‘Chanquete’ de ‘Verano Azul’, se nos aparecen Bono y Sebastián, en cuerpo e indumentaria.

Uno no está tan puesto como Pérez Rubalcaba en las letras de las canciones de ‘Amaral’, pero si recuerda aquello de ‘ni contigo ni sin ti, tienen mis males remedio’, frase hecha de extraordinario significado y que además es polivalente, porque vale para un roto y para un descosido.

Por ejemplo, sirve para comentar el ‘incidente’ de la corbata ocurrido en el Congreso de los Diputados entre el presidente José Bono y el ministro de Industria Miguel Sebastián. ¿Puede concebirse en algún parlamento medianamente serio mayor bobada? Emperador de Japón y ujieres aparte, ¿hay razonamientos más tontos que los esgrimidos por ambos contumaces contendientes, en defensa de sus respectivas tesis? ¿Hay algún español que pueda tomarse en serio no sólo la mencionada sesión parlamentaria sino tan siquiera lo del ahorro de energía?

Pues en nuestro parlamento se dan hechos tales, se dan ministros tales y se dan presidentes tales. Y como ahora está de moda: ¡con la que está cayendo!

Cuando la crisis económica explota por todas partes; cuando el Gobierno y su presidente –en funciones o no, provisional o no- es un sin vivir; cuando nuestra deuda externa está por los suelos en credibilidad y por las nubes en intereses; cuando el porcentaje de españoles que no salen de vacaciones es el más alto desde hace muchos años; cuando el precio de la electricidad sube y sube; cuando ya no sabemos si por las carreteras hay que ir a 110, a 120 o sencillamente no ir; cuando las dimisiones –consumadas o no- hacen temblar las cúpulas de los partidos y cuando nuestra vida política es una pura agonía, hay dos caballeros que discuten acaloradamente, incluso en los pasillos, si hay que llevar corbata o no hay que llevar corbata.

Aunque sólo fuera por curiosidad algunos de nuestros parlamentarios deberían de hojear el diario de sesiones de épocas no tan pretéritas, para que se enteraran de que por no tener no tienen ni el ingenio, ni la chispa, ni la gracia de los parlamentarios, por ejemplo, de la II República.

Con independencia de que no estamos para bromas –parece que los de ‘Amaral’ tampoco- lo menos que podemos pedir a nuestros políticos, ya que no hacen otras cosas de mayor utilidad, es que nos alegren el día con sus ocurrencias.

Está visto que lo de la corbata no da para más aunque todos los estíos, como el gran ‘Chanquete’ de ‘Verano Azul’, Bono y Sebastián se nos aparezcan en cuerpo e indumentaria.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·