Viernes 15/12/2017. Actualizado 13:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

El contrato basura

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ante el gran fracaso que ha causado el divorcio “exprés” en nuestra sociedad se advierte que para superarlo se deben buscar soluciones.

En una ocasión escuché que no se podía salir adelante sin superar los fracasos. Ante el gran fracaso que ha causado el divorcio “exprés” en nuestra sociedad se advierte que para superarlo se deben buscar soluciones. Ésta es una de las conclusiones a las que ha llegado el nuevo Observatorio de la familia The Family Watch en un estudio recientemente publicado “El Matrimonio, ¿contrato basura o bien social?”

Una de las finalidades que tiene este Observatorio, de proyección internacional, consiste en conocer los problemas que atraviesa la familia, reflexionar sobre ellos y proponer soluciones, con el objeto de apoyar a la familia con eficacia. Así lo han demostrado en el estudio que recoge las intervenciones de una serie de expertos juristas, en colaboración con profesionales de la filosofía, la antropología y demás áreas científicas. En este sentido el Profesor Carlos Martínez de Aguirre, presidente de The Family Watch, entiende que el actual contrato de matrimonio al ofrecer la posibilidad de ser rescindido por voluntad de uno de los cónyuges, sin necesidad de alegar causa de ningún tipo, se presenta como uno de los contratos menos vinculantes y resulta el más frágil e inestable del ordenamiento jurídico español.

Paradójicamente, las personas que solicitan el divorcio olvidan con facilidad los compromisos que habían asumido libre y personalmente. Primero entre sí, luego con los hijos y finalmente con la sociedad. Y descuidan que el matrimonio no sólo es de interés privado, sino también público, esencial para el bien común.

Uno de los motivos que ha provocado el elevado número de divorcios ha sido eliminar el plazo de reflexión, donde multitud de matrimonios, en que no se contemplaba la violencia doméstica en sus hogares, y supuestamente no tenían solución hallaban la reconciliación. Así lo podemos observar en los datos que ofrece el Instituto Nacional de Estadística durante el año 2007, según los cuales casi la totalidad de las disoluciones matrimoniales -el 91,5%- acabaron en divorcio, el 8,4% en separación y sólo el 0,1% se declararon nulos.

Es interesante la reflexión que hace el Profesor Francisco Cabrillo sobre la familia. Dice que la existencia de matrimonios y familias estables producen beneficios al conjunto de la sociedad, y los hijos educados en el seno de una familia suelen ser menos conflictivos; y que, por lo tanto, generan menos gasto en sanidad pública y tienen menos gastos sociales que los que nacen en familias rotas o inexistentes. Y por lo general, las familias estables constituyen un factor importante de integración social.

Los gobiernos no pueden ignorar las consecuencias negativas del divorcio. Azote cruel que destruye la familia y deja malheridos a tantos hijos. El Estado ha de apoyar la estabilidad del matrimonio, paralela a la que se busca en el trabajo y en otros ámbitos. Autorizar que se establezcan pactos prematrimoniales restrictivos del divorcio para aquellas personas que deseen un compromiso matrimonial más sólido al que la ley establece actualmente. Se deben establecer medidas preventivas tales como el orientador y mediador familiar que apoye la reconciliación en lugar de facilitar como se viene haciendo, la irreversible ruptura.

De este modo los niños, que son el futuro de la sociedad, en el ejercicio de sus derechos, crezcan en el ámbito idóneo para su desarrollo personal.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··