Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Unas cuentas salen y otras no

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las leyes electorales tienen estas cosas: quien gana no suma y quien ha perdido puede llegar a gobernar.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

Sumar escaños, procurar alianzas y contar noes, síes y abstenciones, se han convertido en el deporte nacional o al menos en el deporte de quienes están más directamente interesados en eso de la política. Lo que pasa es que los que pueden estar más indirectamente preocupados, que son los ciudadanos, son los que están sufriendo las sumas y las restas, las posibles alianzas, las hipotéticas abstenciones y hasta, la cada vez más cercana, campaña electoral.

Las leyes electorales tienen estas cosas: quien gana no suma y quien ha perdido puede llegar a gobernar.

Es paradójico que todo el país esté pendiente –tras dos elecciones- de la reunión de los dirigentes de un partido y que sean unos pocos los que decidan quién puede o no puede ir a vivir a La Moncloa. La fumata, blanca o negra, que salga de la chimenea de Ferraz tras el Comité Federal, puede marcar para cuatro años los destinos de España.

¿Dejará la plana mayor del Partido Socialista que Pedro Sánchez consiga el ‘gobierno de progreso’ y pacte con los que quieren cargarse la unidad de España? ¿Obligarán los barones a la abstención y permitirán, socialistas ellos, que gobierne la derecha del Partido Popular?

Si Mariano Rajoy sostiene aquello de ‘yo o el diluvio’, Sánchez puede decir con razón ‘o yo o la derecha’. El problema está en que ese yo de Pedro Sánchez no viene solo. Viene en un paquete demasiado pesado, mezcla de descontentos entre los propios socialistas, de populismos y de separatismos. Porque, además del riesgo que suponen la izquierda más extrema y las exigencias separatistas, Pedro Sánchez saldría del Comité sabiendo que no cuenta con la confianza de muchos de los prebostes de su partido y que el posible sí que logre arrancar es producto de eso que se llama ‘hacer de tripas corazón’

Igual a finales de año estamos otra vez sumando escaños.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··