Domingo 27/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Las dimisiones que no habrá el 25-M

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Llamó la atención que, tras las pasadas elecciones británicas y con unos resultados muy distintos a los que vaticinaban las encuestas, hubo dimisiones en cascada al día siguiente.

Un artículo de...

Javier Arnal
Javier Arnal

Más artículos de Javier Arnal »

Seguro que no sucede en España, donde prácticamente todos “ganan” sea cual sea el resultado.

Las elecciones autonómicas y municipales del próximo domingo tienen un conjunto de ingredientes que las hacen mucho más imprevisibles que en otras ocasiones. Los propios líderes políticos, que en otras ocasiones casi alardean de saber lo que va a suceder, en esta ocasión están en vilo, preguntando continuamente a no-políticos qué piensan que va a suceder.

Estamos saliendo de una gravísima crisis económica, ha habido demasiados casos de corrupción en diversos partidos políticos y, en buena parte por falta de reacción por parte del PP y del PSOE, han surgido partidos políticos como Podemos o se han proyectado a nivel estatal, como es el caso de Ciudadanos.

Con inusitada rapidez, Ciudadanos y Podemos han multiplicado sus expectativas electorales, provocando de paso el hundimiento de otros, que se han visto fagocitados, como es el caso de Izquierda Unida y UPyD. Sirve como referencia relativa lo sucedido en las elecciones andaluzas: habrá que ver lo que dictan las urnas el 24-M.

La encuesta del CIS prevé que el PP puede seguir gobernando en muchas comunidades autónomas si pacta con Ciudadanos. Según otras encuestas que se vienen publicando, parece inevitable llegar a gobiernos tripartitos de izquierdas. Las diferencias entre unas y otras encuestas son enormes, pero aparte del “cómo” se han efectuado esas encuestas – cuestión nada baladí- lo que se ve es que hay un amplio margen de voto oculto, caldo de cultivo para no pocas sorpresas.

En el PP se ha mirado a las recientes elecciones en Reino Unido con gran esperanza. Allí un considerable voto oculto ha dado la mayoría absoluta a los conservadores, cuando las encuestas arrojaban un empate técnico con los laboristas. Al día siguiente de las elecciones, dimisiones en cascada de los líderes perdedores. Es evidente que España no es Reino Unido, pero sí ha existido prácticamente siempre en nuestro país un considerable voto oculto hacia el PP, tal vez por el “complejo” de decir que se vota a un partido de centro-derecha, y para colmo salpicado en estos años por demasiados casos de corrupción.

Podemos se ha ido desinflando, y el PSOE puede salir también beneficiado del voto oculto, reaccionando ante las posturas “irresponsables” de Podemos, como las ha calificado el expresidente Zapatero. Por su lado, Ciudadanos ha metido la pata estos días queriendo jubilar a líderes nacidos antes de 1978 o limitar el número de personas por habitación.

Me parece que va a haber sorpresas, también respecto a la encuesta del CIS. Es una impresión. Y todos los líderes o casi todos se ampararán en que estas elecciones son el “primer tiempo” de un partido que se completará en las elecciones generales: una excusa más para que nadie dimita.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·