Jueves 24/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Ya estamos con las encuestas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hay sondeos que, queriendo o no, forman la opinión pública o al menos la determinan.

Proliferan un día sí y otro también y, aunque se quiera ser bien pensado, siempre queda la duda de 'las cocinas' y de los intereses que esconden.

Lo malo de esas dudas es que también tienen que tenerlas quienes las encargan –ellos sabrán las razones- y quienes supuestamente se sienten beneficiados o perjudicados por ellas.

La razón es muy simple. Si quienes las encargan 'saben de cocina', los resultados no deben de serles muy útiles y entonces cabe preguntarse el por qué de los sondeos. Por el contrario si 'no saben de cocina' y los resultados no concuerdan con los de las otras encuestas, la conclusión será la misma.

Las épocas electorales se prestan mucho a los equívocos y hay políticos para todos los gustos. Desde el candidato que habla de 'la inmensa mayoría de los ciudadanos', a pelo, sin necesidad de sondeos, hasta el que repite machaconamente que la única encuesta es la de las urnas el día de la votación y sin embargo se gasta los dineros, que no tiene y que no son suyos, en encargarlas. Pura contradicción.

Hay más institutos de opinión y siglas que sondeos –o al revés, que ya no se sabe- y cada uno hace su encuesta y cada uno es pagado por alguien distinto. La propia sociedad ya se encarga de 'arreglar' los resultados en función de quién ha encargado el sondeo, y así vamos tirando.

Las encuestas puramente electorales no tienen mayor importancia porque, es cierto, la noche electoral pone a cada quién en el lugar que le corresponde. Pero ahora se hacen sondeos de opinión para todo y para toda clase de asuntos.

Alguien debería de tener en cuenta que la simple publicación de esos resultados hace que muchos ciudadanos sin opinión o con opinión dudosa en el tema de que se trate, van a formar sus ideas en función de lo que se les dice que piensan las mayorías o de las cifras que se les presenten en cada caso.

Y eso es un poco más serio, por cuanto están haciendo opinión pública.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··