Martes 12/12/2017. Actualizado 10:11h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La gran mentira de Platini y de Villar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El que en este momento existan dos equipos españoles que se pasean en la Liga y se enseñorean de la competición europea no significa ni que esa competición tenga la categoría que se le quiere dar ni que en España tengamos la mejor liga del mundo.

Cada día ambos dirigentes y sus corifeos nos cuentan las excelencias tanto de la Liga española como de la Champion League. Uno nos cuenta que la Liga española es la mejor del mundo, el francés saca pecho aunque está haciendo de la antigua Copa de Europa una feria de despropósitos que van desde los arbitrajes a los sorteos dirigidos, pasando por el número de clubes que participan en la competición.

Se supone que el propósito de Platini es llegar a la liga europea con todos los clubes y con la televisión de protagonista y uno se malicia que los fines del presidente vasco de la Federación Española pasan por mantener su estatus en los organismos internacionales a base de presumir de Messi y de Cristiano Ronaldo.

En cualquier caso, afirmar que una competición es la mejor del mundo cuando entre el primero y el tercero median 24 puntos y entre el tercero y el descenso hay más puntos que entre el líder y ese club clasificado el tercero, es de risa. Si además contemplamos la competición española con la ausencia del Real Madrid y del Barcelona, la afirmación raya en el sarcasmo.

En Europa, sin restar un ápice ni de mérito ni de admiración hacia los cinco goles de Messi y a la actuación de todo el equipo catalán, pensar que en octavos de final un equipo alemán puede encajar siete goles resulta desolador. Basta recordar la antigua Copa de Ferias, en la que el Barça alcanzó tantos y tan repetidos éxitos, y comparar aquella competición con la actual, para darnos cuenta de la dificultad de una y otra.

El que en estos momentos existan dos clubes que, salvo accidente, se paseen por España y por Europa y –rarezas aparte- la única duda sea cuál de los dos gana las competiciones en las que participa, no dice nada bueno ni del fútbol español ni del fútbol europeo.

Que nadie se llame a engaño. Habrá que vender lo que haya que vender y estar todos tan contentos con la mejor liga del mundo y la competición europea más importante de la historia.

Pero el problema es que mientras unos organizan y no pagan, el resto pagamos pero no organizamos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··