Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Estos son nuestros líderes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No es que los españoles esperáramos nada especial ni nada nuevo del debate entre los cuatro líderes, pero la verdad es que fue bastante escasito.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

A estas alturas, pocas frustraciones nos quedan por vivir en relación a lo que podemos esperar de nuestros políticos, pero es que el debate fue más bien frustrante. Ni cambios en la forma, ni novedades en el fondo. Si alguien tenía alguna esperanza, es de suponer que se le desvaneciera a los pocos minutos de haber empezado el espectáculo. Aquello era como una película vista cien veces y de la que nos sabemos el final.

Lo de menos es quién ha ganado ni quién ha perdido. Quién estuvo mejor o peor. Cada cual -y los ‘cadacuales’ que van de comparsas- nos cuenta su feria y todos tan contentos. Todos no, porque la inmensa mayoría de los ciudadanos sigue sin saber a qué carta quedarse y qué es lo que va a pasar tras el 26J.

No es que los españoles esperaran mucho del debate entre los cuatro líderes, pero la verdad es que resultó escasito de todo.

Y la campaña sigue. Más barata, pero sigue. Ahora hay que hacerla desde la calle, casa a casa, voto a voto y elector a elector (vamos, que se presenta el Cholo Simeone, y gana por mayoría) y todos a la calle, y todos a tocar el timbre (que ahora estás en tu casa tan tranquilo, llaman a la puerta y no es el lechero, es el líder) y todos a dar la mano a los que están comprando en los mercados y a besar a las señoras que andan por allí.

En estas cosas el mimetismo de nuestros líderes es cosa patológica. En la indumentaria, en los ademanes, en el tonillo mitinero, en los chascarrillos insultantes que pretenden ser ingeniosos y hasta en la forma de besar -que diría un cantante de boleros- son iguales. O sea que ya nos lo sabemos.

Son muchos los millones de españoles que podían haber ido al debate, sustituyendo a cualquiera de los cuatro, y nadie hubiera notado el cambio, porque habrían dicho y hecho lo mismo que los líderes, se lo sabían de memoria. Economía, corrupción, paro, reformas constitucionales, continuidad, cambio y, entre todos los lugares comunes, algún insulto y ninguna diferencia con lo de siempre.

Estos son nuestros líderes. ¿Hay alguien más por ahí?

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·