Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:23h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La ministra González-Sinde se ha equivocado gravemente

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ha elegido ir a remolque de los acontecimientos y no preocuparse por ser innovadora y atender y entender la nueva realidad de Internet

Ella ha elegido ir a remolque de los acontecimientos y no preocuparse por ser innovadora y atender y entender la nueva realidad de Internet. España, por la decisión de González-SInde, vuelve a perder el tren para ser pionera en la protección de los derechos de la propiedad intelectual

Ángeles González-Sinde, ha perdido la oportunidad de innovar y ha optado por, modificar la ley 34/2002 y dar contenido a la comisión de propiedad intelectual.

No solo en su departamento, sino también en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio hay voces que proponían atacar de raíz el problema de la Propiedad Intelectual, con mayúsculas y darle un giro distinto, aunando las inquietudes de los Internautas españoles, las de editores de libros, las de la BSA entre otras.

Con esta decisión se sigue defendiendo el concepto de “copyright” (derecho de copia) asumiendo que otros derechos que se puedan desarrollar siempre serán peores o menos rentables para los creadores.

Pues bien, mi tesis, es qué se equivoca y se equivoca por diez motivos:

1.      Ella es parte y no es objetiva en este asunto, esta madrileña de 45 años es, según su biografía, guionista y directora de Cine, por tanto ella misma tiene una visión “clásica” del “copyright” (derecho de copia). De hecho en la sección 1ª de la Audiencia Nacional el pasado 18 de enero se admitió a trámite denuncia de Asociación de Internautas por conflicto de intereses, y presuntamente, vulneraría el Código de buen Gobierno, aprobado por Zapatero en febrero de 2005.

2.      El copyright (derecho de copia) ha quedado superado en el tiempo y por las nuevas tecnologías. Este derecho se crea entre 1662 y 1710 en Inglaterra y Francia. En nuestro ordenamiento jurídico está regulado por la Ley de protección intelectual.

3.      Los programas de P2P de intercambio de archivos son legales: La Ley de propiedad intelectual permite que yo pueda a usted, lector, prestarle un libro. No vulneramos la LPI (Ley de Propiedad Intelectual). Pues al igual ocurre con un fichero de una canción, yo se lo cedo a usted y usted lo utiliza. Yo mientras no puedo utilizarlo. La ministra lo sabe.

4.      La evolución no pasa por el “copyleft: El mundo no acaba con la desaparición del “copyright”. La ministra se equivoca si piensa que el mundo evoluciona pasando del “copyright” al “copyleft” (derechos revocados).

5.      Los autores y creadores, tienen una gran oportunidad de ganar más: Las sociedades de autores se han centrado en recaudar, más que en crear nuevas vías de ingresos y alternativas frente a la evolución de nuevas tecnologías. Y la ministra sigue obcecada en no acabar con el “copyright”. Siempre ante la incertidumbre creada por un avance, existe la posibilidad de sacar beneficio. Eso requiere estudio, análisis y dotes de perspicacia. ¿Ha solicitado la ministra estudios solventes a las sociedades de autores? ¿Han sido debatidos estos informes con expertos?

6.      Se está haciendo mucho daño a los creadores con todas estas medidas: Es una pena, pero crear está mal visto, a fuer de hacer una férrea defensa del copyright, el autor o el creador, que es la parte más débil de toda esta cadena, sufre la impopularidad, cada vez gana menos, y encima no se reconoce su trabajo. La ministra lo sabe, ella es guionista, y sabe lo duro que es crear. Ella misma ha sido y es una víctima, pero sigue empeñada en defender el maldito “copyright”.

7.      Hay que invertir en “Educar” y “formar”: Hoy en día la “opinión social” manda y el mensaje que se está transmitiendo conculca los principios de apoyo y reconocimiento al autor. Si la ministra dedicara sus esfuerzos en educar a esa “opinión social” y en concreto a todas las personas en los principios de propiedad intelectual, tal vez, digo, tal vez la cosa, pintaría distinta. Ahora bien, la educación no es cosa de un día, los frutos se recogen años mas tarde. ¿Es posible que la estrategia de la ministra sea “cortoplacista”?¿Cuantos euros desde el 7 de abril de 2009, ha invertido la ministra en educación de esta índole?

8.      Si no puedes crear “copia”: Parece que la ministra, siempre según su biografía, ha perfeccionado sus estudios en Estados Unidos, si es así se supone que domina el inglés. Pues igual podría “copiar” algunas de las nuevas prácticas en materia de “copyright” que se están produciendo en aquel país. O podría hacer un “benchmarking” de la situación. En fin, si a su equipo actual no se les ocurre nada nuevo, no estaría de más en que en uno de esos viajes que hacen, estudiaran como en otros países (Estados Unidos no vale , que por copiarles a ellos estamos con lo peor de los dos mundos, lo suyo y lo nuestro) están resolviendo este asunto, eso sí, no será pionera porque “copiará”, pero mejor eso que la penosa situación actual.

9.      Ser claro y “vendedor”: Uno de los temas que mas ha soliviantado a las personas ha sido la forma de modificar la ley. Dentro de un paraguas, sin pactar, informar, negociar ni vender a nadie. La ministra, y entiendo que su equipo de comunicación, no ha medido adecuadamente, o no ha querido tener en cuenta las implicaciones de su decisión. Parece que ni ZP estaba informado, y digo parece porque no se sabe a ciencia cierta.

10.    Si no lo hace ella, otro lo hará: La historia suele colocar a cada uno en su sitio, y si ella, no tiene el arrojo de evolucionar el concepto del “copyright” ahora, otro vendrá que lo haga y se llevará todo el mérito que ella tuvo en las yemas de sus dedos y en la firma de su pluma.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·