Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La nueva asignatura de los alumnos británicos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los niños ya no deberán potenciar la memoria para retener los nombres de los lagos y los ríos, o la fecha del inicio y final de la II Guerra Mundial, un buen alumno encontrará todo en Wikipedia

Los alumnos de primaria del Reino Unido van a tener una nueva asignatura en su programa de estudios: “Herramientas de la Web 2.0”, según informa el diario The Guardian. El proyecto de la reforma educativa impulsado por el Gobierno laborista, propone sustituir las asignaturas de geografía, ciencia, e historia por el aprendizaje del uso de Internet, Wikipedia y redes sociales como Twitter.

De este modo, los niños ya no deberán potenciar la memoria para retener los nombres de los lagos y los ríos, o la fecha del inicio y final de la II Guerra Mundial, pues si se trata de un buen alumno todos los datos los encontrará en Wikipedia. Si bien es cierto que esta enciclopedia puede solucionar un sinfín de dudas, no se puede pretender que  sustituya a un manual  escolar. Parece necesario recordar que la memoria es la facultad que nos permite mantener en la mente palabras, imágenes e ideas para recuperarlas cuando las necesitamos. Desperdiciar la capacidad de desarrollar la memoria no sólo llevará a que ésta no responda adecuadamente cuando tenga que ejercitarse, sino que además, los conocimientos más elementales brillarán por su ausencia.

Uno de los fines que persigue la reforma educativa es conseguir que los niños –de edades comprendidas entre los cinco y once años- tengan como fuente de comunicación Twitter. Esta red social aspira -según su fundador Jack Dorsey- a satisfacer el deseo de todo ser humano de informar sobre los detalles de la vida personal de uno mismo, al resto de la humanidad. Y tiene la particularidad de hacerlo a través de mensajes cortos, no pudiendo exceder de los 140 caracteres, y con la posibilidad de enviarlo a través del móvil. Por consiguiente, la riqueza de la lengua y la ortografía se desvanecerán en un nuevo lenguaje difícil de interpretar. Esta red social integrada en su mayoría por personas adultas, alberga en ella a muchos actores y grandes celebridades que se escriben con sus fans.  Pero como suele ocurrir con este nuevo modo de comunicarse no existe garantía alguna de veracidad, ni en lo que se relata ni en la identidad de las personas. ¿No será acaso el manager de la estrella quien responde a los escritos? En este sentido los niños no se pueden dejar embaucar por esa aparente realidad, que además de no aportar ningún tinte educativo, tiene el riesgo de derrochar el valioso tiempo invertido.

El propietario de Twitter se sentirá muy satisfecho al descubrir que su invento será una materia a calificar dentro del temario escolar. Si bien,  en febrero superó los 7 millones de usuarios con un crecimiento anual del 1.400%, ¿de qué cifras hablaremos cuando retenga a una multitud de jóvenes enganchados a la red desde su más tierna infancia?

Ante este panorama, se presenta un gran reto por un lado para los responsables que desarrollan los nuevos medios de comunicación, quienes deben proteger el bien común, garantizar la verdad, defender la dignidad humana; y respetar y amparar las necesidades de la familia. Y por otro la responsabilidad, principalmente la de los padres, y profesores de educar a los niños para que hagan un correcto uso de los medios, y de esta forma escojan lo bonito, lo bueno y verdadero.

La auténtica educación es aquella que garantiza a los niños la adquisición de los conocimientos, capacidades y conductas necesarias para su pleno desarrollo como persona. Se trata, no tanto de mejorar el sistema pedagógico, como de procurar mejorar a las personas. Lo fundamental es aprender a pensar, a reflexionar sobre las materias aprendidas, a profundizar con solidez, ingenio y entusiasmo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·