Lunes 21/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La resaca de la fiesta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras los fastos del día 12, hubo muchas y muy variadas resacas. El único que parece tranquilo es el carnero de la Legión.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

Como es de rigor en cualquier fiesta que se precie, también el 12 de octubre y sus celebraciones, ha dejado su resaca. Y como pasa en todas las resacas unos tardarán más y otros menos en que se les pase.

Hasta los ciudadanos que solamente participaron por televisión han tenido su resaca, porque ya me dirán sino es un ‘resacón tener que escuchar las cursiladas patrióticas de Pablo Iglesias, que quiere que la Fiesta Nacional sea el 11-M. Eso sí que es resaca.

Y además no dejan de tener su aquel, el paraguas de Cristina Cifuentes, los arrumacos bajo la lluvia de los ‘hernandos’, los saludos de Mariano Rajoy a Javier Fernández o los numeritos que montó la presidenta balear Francina Armengol.

Lo de la presidenta de las Islas Baleares merece un capítulo aparte. Había que verla llegar al besamanos -con algo más que una sonrisa- con una auténtica juerga que parecía que en vez de la mano iba a propinar a los Reyes unas palmadas en la espalda. Y se conoce que el adelantamiento de la resaca le duró hasta el ágape en el que, aprovechando la distensión de las copas, le montó un tiberio al presidente de la Gestora que ahora gobierna su partido. O sea que Armengol se vino a Madrid de fiesta y se lo paso ‘pipa’. Todo un referente para esa gente que es el sin vivir de Iglesias.

Y resaca en Badalona. Hay resacas cuando se pasa uno con las copas y hay resacas cuando la pasada viene de la chulería, el desafío y el desprecio a la ley y a quienes la administran. Ahora es de esperar que quien administra esa ley en Badalona y sus alrededores, no participe de la resaca y corte la juerga de un plumazo.

Y con resaca, aunque la disimulen, los presidentes autonómicos que no se dignaron acudir a Madrid y hasta la alcaldesa de la capital que marchó a América –siempre tan respetuosa con la historia- viaje del que es de esperar que no vuelva con ninguna clase de resaca

También con resaca, parece que de satisfacción, Mariano Rajoy que- ¿quién lo iba a imaginar?- ha decidido no hablar; y es que además de que ya no sorprende a nadie con sus silencios, debería especificar de qué asuntos no va a hablar, porque igual hay quien piensa que de lo que no va a hablar, el presidente en funciones, va a ser de la resaca de Badalona.

Vamos, que el único que está sin resaca es el carnero de la Legión que por más señas se llama ‘Miura’.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··