Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

La responsabilidad del PSOE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Cosas veredes, amigo Sancho”, le decía el Quijote a su escudero D. Sancho. Y el resultado del 20-D ha propiciado un panorama endiablado, sobre todo para el PSOE.

Un artículo de...

Javier Arnal
Javier Arnal

Más artículos de Javier Arnal »

Ha de sopesar con calma la decisión que toma, porque cualquiera de ellas supone un precio que ha de saber gestionar. Para muchos, la decisión más acertada de Pedro Sánchez, del PSOE, es dejar que gobierne el PP. Prima y debe primar la decisión de partido de Estado, no de la “persona” de Pedro Sánchez. El PP ha sido el más votado, y otras opciones son muy perjudiciales para el propio PSOE y para España. En este caso, curiosamente convergen los intereses del partido con los del país, si se reflexiona con visión amplia.

No es una solución que haya nuevas elecciones. Sale perjudicada España, y los partidos que podrían crecer serían el PP y Podemos, con un Ciudadanos que está en caída y un PSOE que ha visto cómo se le acercaba peligrosamente el partido de Pablo Iglesias, que sólo ha sacado 350.000 votos menos en España que los socialistas.

Pedro Sánchez también se estará acordando del debate “Cara a cara” con Rajoy, al llamarle indecente. Planteó el debate para no sufrir la hemorragia de votos hacia Podemos, pero ahora todo lo que suene a permitir que Rajoy gobierno le hace quedar muy mal a nivel personal, por el tono del debate y el calificativo que nunca debió pronunciar, porque Rajoy es honrado. Que debía haber atajado la corrupción en el PP, es cierto; que los recortes han sido mal ejecutados y peor comunicados, también.

Los partidos dicen unas cosas en campaña, y otras cuando salen los resultados de las urnas. Igual que Albert Rivera está dispuesto a comerse con patatas fritas aquel “no hemos llegado hasta aquí para que Rajoy siga en la Moncloa”, Pedro Sánchez sabe ahora que es la única solución constitucionalista, razonable.

Pedro Sánchez no puede ni debe pactar con Podemos, porque le fagocitará, y más si en próximos comicios se presenta junto con Izquierda Unida. Ni con Podemos ni con partidos separatistas. Sería el suicidio político del PSOE.

No hay que olvidar que el PP tiene mayoría absoluta en el Senado. Sánchez, además, puede “vender” que el PP no podrá gobernar de modo monocolor, que tendrá que pactar continuamente. El “Financial Times” sólo ve dos salidas: dejar gobernar al PP en minoría o nuevas elecciones, y esto último no le interesa al PSOE. No tiene otra salida Pedro Sánchez que permitir el gobierno en minoría del PP.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·