Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

El rompecabezas vasco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No es sencillo un acuerdo entre PSOE y PP. No es demasiado fluida la relación entre Rajoy y Zapatero y, aunque todos lo nieguen, los jefes de los partidos en Madrid tienen mucho que decir.

Lo que en la noche electoral parecía claro puede ser que sea, pero a estas alturas puede no ser. No se trata de un acertijo ni de un trabalenguas. Son cosas de la política o, por mejor decir, de los políticos.

Todo apunta a que gobernarán los socialistas de Patxi López con el apoyo de los populares de Basagoiti, y que tras muchos años serán los nacionalistas de Ibarretxe los que se queden en la oposición. Todo parecía fácil, pero mientras llega la constitución del parlamento de Vitoria y los elegidos se acreditan, el ambiente se enrarece.

No es sencillo un acuerdo entre PSOE y PP. No es demasiado fluida la relación entre Rajoy y Zapatero y, aunque todos lo nieguen, los jefes de los partidos en Madrid tienen mucho que decir. Mientras, todos hacen declaraciones y todos toman posiciones, y resulta que lo que dicen y hasta lo que hacen entorpece más que facilita la relación.

Patxi López da por sentado que ha ganado y que tiene que ser lehendakari. Lo que ocurre es que eso no es así. El que ha ganado ha sido Ibarretxe, aunque por higiene política y hasta mental todos piensen en el cambio y quieran que el PNV se quede en la oposición. Para eso no hay más fórmula que el acuerdo entre la izquierda y la derecha, y aquí vienen las dificultades.

Las metáforas erótico-festivas de Basagoiti no son demasiado afortunadas y contribuyen poco al consenso. ‘A lo mejor sólo nos quieren para la noche de bodas y no sé con quién nos pondrán los cuernos’. Decir eso no aparece un buen principio para un matrimonio, aunque ese matrimonio sea de conveniencia.

Pero la verdad es que a lo mejor lleva razón y sólo los quieren para una ‘noche’, la noche en que Patxi López sea lehendakari, y después si te he visto no me acuerdo.

La frase tonta de las cosas que nos unen y las que nos separan, en este caso viene a cuento. Lo que ocurre es que son más las cosas que separan a PP y PSOE que lo que les une. Aparentemente sólo les une el deseo de desbancar a los nacionalistas y eso, que es mucho, puede llegar a ser poco.

Y que nadie olvide que los dos consortes ya pasaron una noche de bodas con los nacionalistas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··