Martes 24/10/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

El test del 22-N

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La manifestación del 22-N va a ser todo un test para Rajoy y para la sociedad española. Según sea el número de asistentes, Rajoy puede ver confirmada su decisión de paralizar la reforma del aborto, o bien puede ser un auténtico toque de atención para el Gobierno y para próximos comicios electorales.

Un artículo de...

Javier Arnal
Javier Arnal

Más artículos de Javier Arnal »

O puede ser un nuevo reflejo de la “mayoría silenciosa” para algunos, que opinan que una cosa son las manifestaciones y otra muy distinta los votos depositados en las urnas: otro factor enigmático para esta manifestación.

Por lo que detecto estos días, muchos acudirán a la manifestación en Madrid, el próximo sábado, a favor de la vida, la mayoría de ellos movilizados por las Asociaciones Pro-Vida , que están muy activas y diseminadas por toda España. En autobuses, coche o tren, muchos desean expresar su defensa de la vida y en contra de la decisión del Gobierno de Mariano Rajoy de parar la anunciada reforma de la Ley del Aborto de 2010, que en la práctica condujo al aborto libre en nuestro país. Van a pedir, como desean cientos de miles de españoles, que Rajoy cumpla su compromiso electoral de reformar el aborto y, de verdad, defender la vida.

Pero me parece que la sociedad está algo dormida en esta cuestión, como “resignada” o “acostumbrada”. Y me causa preocupación que, en la defensa del primer derecho humano que es el derecho a la vida, la “foto” de esta manifestación sea la de una sociedad anestesiada. O que los manifestantes sean en su inmensa mayoría personas mayores de 40 años – por establecer una referencia generacional -, que refrende la opinión de que los jóvenes aceptan en su mayoría el aborto libre.

La sociedad se movilizó contra la Ley de la socialista Bibiana Aído, y muchos confiaron en el PP para reformar esa ley. Con la mayoría absoluta que obtuvo el PP, nada parecía dificultar esa reforma. Sin embargo, Rajoy escuchó a quienes le dijeron que el aborto perjudicaba los intereses electorales del PP, y el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, no tuvo más remedio que dimitir, pues había asegurado reiteradamente que la reforma se llevaría a cabo.

El PP piensa que todo se reduce a mejorar la economía de nuestro país, con la esperada reducción significativa del paro. Todo no es la economía: hay muchas personas que votaron al PP en 2011 y que le exigen también, y sobre todo, que defienda ideas, derechos, y en primer lugar el derecho a la vida del concebido y no nacido. Si son muchos o pocos, se verá el 22-N en Madrid, en la manifestación convocada por el Foro Español de la Familia, que preside Benigno Blanco, quien fue secretario de Estado con José-María Aznar.

No está nada claro que el PP haya ganado expectativas electorales al retirar la reforma del aborto. Hay mucha indignación y frustración entre sus votantes, y entre no pocos de sus líderes, algunos de los cuales estarán en la manifestación del sábado. Hasta incluso vemos a Alberto Ruiz Gallardón. La frustración de los votantes del PP en 2011 se verá en las elecciones de 2015: muchos dicen haber decidido abstenerse, en buena parte por el fraude de Rajoy en materia tan relevante como la vida, incluso invocando que ya no vale lo del principio moral del “mal menor” en el caso del PP, como partido más próximo a defender la vida.

Sería deseable que, en cuestiones cruciales como la vida, hubiera un acuerdo de todos los partidos. En nuestro país no es posible por ahora. Pero esta manifestación servirá para comprobar la fuerza de nuestra sociedad, si de verdad importan prioritariamente los derechos y los compromisos electorales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·