Viernes 20/10/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Entre los votos y el aborto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los populares pueden justificarse como quieran, pero el ‘articulito’ que obliga a las menores a recabar el consentimiento de sus progenitores para abortar, no es más que un subterfugio barato.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

Cuando un partido político iguala la defensa de la vida del no nacido con los votos, pasa lo que está ocurriendo con el Partido Popular y sus parches vergonzosos y vergonzantes en le ley del aborto.

Todo sea por poder salvar la cara y decir que se está cumpliendo el programa electoral, y por salvaguardar los sufragios de los que predican el aborto.

El párrafo del programa que hacía referencia al asunto ya era de por sí lo suficientemente ambigüo y permite todo tipo de subterfugios para intentar quedar bien con unos y con otros. Los populares lo pueden adornar como quieran y justificarlo como les de la real gana, pero despachar la reforma de la ley del aborto con el `articulito’ que obliga a las menores que decidan abortar, a hacerlo con el consentimiento de sus progenitores, no es más que eso, un subterfugio y, además, barato.

Cuando una ideología se confunde con el utilitarismo económico tiene poco de ideología y cuando el utilitarismo económico se trufa de un único interés y ese interés es el de mantener el poder a costa de lo que sea, se está pisando un terreno pantanoso que, paradójicamente, puede no ser tan rentable a la hora de presentarse a unas elecciones.

Han pasado meses desde la dimisión de Alberto Ruíz Gallardón y, a la vista está, nadie en el Partido Popular ha movido un dedo en relación al aborto. Todo está igual que estaba cuando se provocó la renuncia del ministro de Justicia y, a juzgar por la ‘reforma’ de la ley, hace meses que todo estaba atado y bien atado.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·