Sábado 16/12/2017. Actualizado 10:40h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Solo se ha aceptado a afiliados al corriente de pago

Acusaciones de pucherazo en los congresos del PP de Madrid,Valencia y Castilla-La Mancha

Las candidaturas alternativas a Cifuentes, Bonig y Cospedal hablan de “censos diseñados” para que ganen las actuales presidentas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rajoy, pidió, durante el discurso que pronunció en el Congreso Nacional del PP y nada más ser ratificado como presidente del partido, “unidad” de cara a los congresos regionales que se avecinaban. Un deseo que, sin embargo, no se está cumpliendo: los candidatos alternativos en varias comunidades acusan de “pucherazo” a las actuales ejecutivas.

María Dolores de Cospedal y Cristina Cifuentes. María Dolores de Cospedal y Cristina Cifuentes.

 La polémica se desató ayer por la tarde después de confirmarse que el PP de Castilla-La Mancha había invalidado la candidatura del rival de María Dolores de Cospedal, Tomás Madina, al afirmar que él mismo, y la mayoría de sus avalistas -91 de los 143 registrados-, no estaban al corriente de pago de las cuotas del partido.

No obstante, tal y como ha podido comprobar El Confidencial Digital, los problemas con el censo y los avales no son exclusivos en Castilla-La Mancha, ya que los candidatos alternativos a los oficialistas en Madrid y Comunidad Valenciana también se quejan de maniobras similares de las ejecutivas para dejarles sin opciones.

Es un auténtico pucherazo”

Así, desde las candidaturas del madrileño Luis Asua y del valenciano José Luis Bayo explican a este diario que los censos aprobados por las direcciones regionales del PP en ambas comunidades no se corresponden a la realidad y han sido diseñados para que tanto Cristina Cifuentes como Isabel Bonig se impongan en el proceso.

Así, personas próximas a Asua recuerdan que, en apenas unas semanas, el PP de Madrid ha pasado de tener un censo de unas 94.000 personas, el que llevó al Congreso Nacional, a uno de 10.888 afiliados, confirmado ayer por la propia Cristina Cifuentes. Un descenso más que significativo que, según las fuentes consultadas, se explica en los métodos empleados durante los últimos días.

En ese sentido, las fuentes consultadas aseguran que se han rechazado, como en Castilla-La Mancha, avales de “afiliados críticos” con la excusa del pago de la cuota. Además, afirman que, incluso, “se ha dado el caso en el que un alcalde de un pueblo de la Sierra fue a entregar su aval y el de 30 personas y se le llegó a preguntar si tenía confirmado que todos ellos iban para Cifuentes”.

Una situación similar es la que ha padecido José Luis Bayo en la Comunidad Valenciana. Según explican personas de su entorno más próximo, “es la primera vez que no se admiten avales a compañeros a corriente de pago”. El propio Bayo, de hecho, lo sabe de primera mano como ex presidente de Nuevas Generaciones.

Además, desde el equipo del candidato alternativo a Bonig se asegura que el censo finalmente aprobado está conformado “por cargos de la Generalitat, las diputaciones y Las Cortes, por lo que todos van a votar a Isabel: “Es un auténtico pucherazo lo que se ha hecho con el censo”, añaden.

Y ahí no acaban las dificultades para Bayo: “A Bonig le valía lograr el 50% de los avales para ser proclamada directamente, mientras que a José Luis le exigían un 10% en dos provincias diferentes”. Una diferencia de requisitos que “ponen en bandeja” la reelección de la actual presidenta.

Cantabria, otro hervidero

A las acusaciones de “pucherazo” por parte de los candidatos alternativos de Madrid y Comunidad Valenciana, más lo ocurrido ayer en Castilla-La Mancha, se une la polémica suscitada en las últimas horas en Cantabria.

En esa comunidad, Ignacio Diego aspira a continuar al frente del partido pero su hasta ahora número dos, María José Sáenz de Buruaga, se ha enfrentado a él. De hecho, le ha exigido que dé un paso atrás después de perder el gobierno regional hace dos años.

Además, ha pedido la movilización de todos los afiliados porque, tal y como ha asegurado, “el futuro del PP no lo pueden trazar diez notables en un despacho a puerta cerrada”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·