Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Alarma en el PSOE por la mala campaña de Rubalcaba. “No es el genio de la comunicación que se creía: estamos en la mitad y su imagen es peor que al inicio”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No se atreven a decirlo públicamente, pero la preocupación y las críticas dentro del PSOE hacia la campaña electoral de Alfredo Pérez Rubalcaba son ya un clamor en el partido a lo largo de toda la geografía nacional. Su imagen es ahora peor que al comienzo de la campaña.

La situación es de gran inquietud, cuentan fuentes socialistas de alto nivel a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital. Hay una evidencia, dicen esas fuentes: “Cuando la imagen del candidato es peor a mitad de la campaña que cuando empezó, es que algo no se está haciendo bien”. Y añaden que a estas alturas resultará muy difícil dar un giro a la campaña.

“No se transmiten ganas de pelea”

Ni la imagen del candidato, ni la escenografía ni los titulares que están saliendo alientan al partido, de acuerdo con esas fuentes.

“Ni se potencian las cualidades del candidato ni se transmite ganas de pelea”, apunta un veterano socialista que ha participado en la planificación de más de una campaña electoral. Y, si hay algo que ha caracterizado el Partido Socialista, es el diseño de campañas de comunicación innovadoras, tanto en la época de Felipe González como en la de Zapatero, añade.

El equipo de campaña de Rubalcaba empezó apostando por fotos en blanco y negro con el lema en rojo, con lo que “se renunció a la alegría del color”, según algunos expertos.

Aplauden más las preguntas que las respuestas

Se apostó por un formato de comparecencias públicas estilo ‘conferencia’, en vez del clásico mitin. “Es cierto que el formato conferencia se le da mejor a Rubalcaba por su estilo profesoral, y porque todo el partido sabe que no es buen mitinero. Pero un candidato no puede hacer toda la campaña electoral dando conferencias, porque al final aburres al auditorio”.

Un ejemplo de esto último fue lo ocurrido en una de las sus ‘charlas’ con militantes en Granada, hace aproximadamente un mes. El tono monocorde de Rubalcaba provocó que, en un momento dado, el público aplaudiera más algunas preguntas que le formularon los militantes que las respuestas que él dio.

Pierde con Rajoy

En Ferraz y en el partido empieza a preocupar muy seriamente el deterioro de la imagen del candidato.

Cuando arrancó la precampaña, Rubalcaba tenía mejor imagen y ganaba a Rajoy en casi todas las comparativas. Ahora  -y según las últimas encuestas- las cosas están cambiando.

No es lo mismo ser número uno que número dos. Cuando eres el número uno no tienes escudo y la gente te juzga directamente por lo que haces o dices”, apuntan algunos expertos.

Rubalcaba ha querido trabajar solo

El equipo de campaña de Rubalcaba lo componen, además de Elena Valenciano y Antonio Hernando, Nacho Varela, Rodolfo Irago y Carlos Hernández. El candidato no ha querido contar con nadie más “a pesar de que todo el partido se le ha ofrecido”, según las fuentes socialistas consultadas por ECD.

Uno de los aspectos que más preocupan en Ferraz es que se empieza a trasladar a todo el partido que Rubalcaba “no es el genio de la comunicación que muchos pensaban”.

“Una cosa es ser muy bueno dando ruedas de prensa y entrevistas, y otra cosa saber dirigir una campaña electoral”, apunta algún veterano del partido, que añade: “Es cierto que el candidato se enfrentaba a una campaña muy difícil y muy dura, las circunstancias de partida eran horrorosas, pero hoy en día las campañas electorales están muy profesionalizadas, y un político puede saber mucho de leyes y nada de escenarios, fotografía o eslóganes”.

Ni Blanco ni Zapatero tendrán la culpa

Otras fuentes socialistas afirman que, si hay algo de lo que Rubalcaba no podrá echar la culpa a Zapatero, es de la campaña electoral, porque “la está dirigiendo él solito, con sus cuatro asesores de confianza y sin contar con nadie más”.

Estas mismas fuentes añaden, con cierta dosis de ironía, que “al final Pepe Blanco estará aliviado por no tener nada que ver con el diseño de esta campaña, que no motiva a nadie, mientras que él dirigió las dos anteriores que culminaron con sendas victorias para el PSOE”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·