Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Estuvo todo el tiempo rodeado de periodistas

Albert Rivera ‘destrona’ a Pablo Iglesias en el Congreso el Día de la Constitución

Protagonizó un cariñoso saludo a Soraya Sáenz de Santamaría, obligó a esperar a Rajoy, se mostró distante con Pedro Sánchez y reprochó al líder de Podemos su ambigüedad con Cataluña

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En su primera visita oficial al Congreso de los Diputados, con motivo de los actos del día de la Constitución, Albert Rivera le ganó la batalla, política y de imagen, a su rival Pablo Iglesias. Los periodistas le rodeaban continuamente, atentos a recoger sus opiniones, y hasta se permitió hacer esperar en la puerta a Mariano Rajoy.

Albert Rivera saluda a Jesús Posada en el acto del día de la Constitución en el Congreso. Albert Rivera saluda a Jesús Posada en el acto del día de la Constitución en el Congreso.

El líder de Ciudadanos se mostró muy sonriente, cómodo y distendido con varios dirigentes de otros partidos. Se acercó a saludar, de forma cariñosa, a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y al presidente del Congreso, Jesús Posada.

El más buscado de la jornada

Albert Rivera protagonizó su debut rodeado de los suyos. Acompañado de Ignacio Aguado, Begoña Villacís, Marta Rivera de la Cruz, Fernando de Páramo, José Manuel Villegas y Fran Hervías, entre otros, el presidente de Ciudadanos hizo su aparición vestido de traje y con corbata azul

Sonriente y ajustándose la chaqueta, se acercó a los periodistas para iniciar la declaración más larga de todas las que se produjeron en la carpa del Congreso.

A diferencia de Iglesias, el líder de la formación naranja realizó su intervención solo, aunque ‘escoltado’ en todo momento por el secretario de Comunicación del partido. Fernando de Páramo estuvo próximo al presidente de Ciudadanos durante toda la jornada.

Hizo esperar a Mariano Rajoy

La declaración de Rivera superó en tiempo, con creces, a la del resto de candidatos. Se extendió hasta el punto de retrasar la intervención del presidente del Gobierno ante la prensa y, por tanto, el inicio del acto.

Rajoy, acompañado de Soraya Sáenz de Santamaría, José Luis Ayllón y Jorge Moragas, entre otros, estuvo varios minutos esperando en la puerta de la carpa.

Mientras, en el interior, los periodistas no dejaban de preguntar al líder de la formación naranja. Rivera fue el político que más acaparó la atención de los medios: “Tiene un séquito de periodistas detrás”, coincidían en comentar a El Confidencial Digital varios invitados.

El cóctel y los corrillos

El Salón de los Pasos Perdidos, lleno hasta la bandera, reunió a políticos, diputados, periodistas y diversas personalidades. Muchos de los corrillos se desarrollaron en torno a Albert Rivera. El presidente de Ciudadanos, incapaz de frenar las gotas de sudor que le caían por la cara, no dejó de saludar y de contestar a las preguntas de todos los que se le acercaban.

Apenas pudo probar bocado durante el cóctel. Todos querían dirigirse a él. Uno de ellos fue Pablo Iglesias. Según pudo escuchar ECD, Rivera le comentó que no iban a entenderse, sobre todo debido a la ambigüedad del secretario general de Podemos en la cuestión catalana.

Al líder de Ciudadanos no se le vio, sin embargo, junto a Pedro Sánchez. Apenas se saludaron al principio, pero según pudo comprobar este confidencial, el encuentro fue “muy frío”. Todo lo contrario ocurrió con varios miembros del PP, con quienes Rivera se mostró especialmente distendido y sonriente durante el cóctel.

Preguntado sobre su participación en el debate a cuatro de Atresmedia, el líder de Ciudadanos aseguró que no tiene miedo a enfrentarse a Soraya Sáenz de Santamaría, sino “respeto”. Reconoció que la vicepresidenta es un peso pesado del partido y añadió: “Que no cuenten conmigo para el tres contra uno”, en relación a un posible enfrentamiento de Sánchez, Iglesias y Rivera contra Sáenz de Santamaría.

Iglesias, con vaqueros

También era el primer día de Pablo Iglesias en un acto institucional. Vestido con vaqueros oscuros, camisa gris remangada y zapatillas marrones, el líder de Podemos llegó a la carpa de entrada al Congreso acompañado de varios miembros de su equipo. Entre ellos estaban Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, el ex Jemad Julio Rodríguez, Irene Montero y Victoria Rosell.

Durante su intervención ante los medios, Iglesias no quitó, ni un solo momento, su mano izquierda de la cadera. A su derecha, vestido de traje y con el semblante serio, estaba Julio Rodríguez. En un claro gesto de apoyo al secretario general de Podemos, el ex Jemad fue el único miembro del partido que se acercó a la zona donde se encontraban los periodistas.

Además de reivindicar una reforma de la actual Constitución, Pablo Iglesias reconoció ante los informadores que no había visto la intervención de Mariano Rajoy el sábado en ‘La Sexta Noche’: “Buscaré un rato esta tarde para verlo”, aseguró.

En el Salón de los Pasos Perdidos, el líder de Podemos se acercó a Mariano Rajoy para saludarle. “Vais muy bien en las encuestas”, le respondió el presidente.

Otras anécdotas que dejó el día de la Constitución

-- Además de su equipo, a Pablo Iglesias le acompañó un invitado muy especial. Con apenas cuatro meses de vida, Diego, el hijo recién nacido de Carolina Bescansa, estuvo presente en la celebración del 37º aniversario de la Constitución. La secretaria de Análisis Político y Social de Podemos no perdió de vista, en ningún momento, a su bebé, que estuvo al cuidado de otra mujer durante el acto.

-- En una sala contigua al hemiciclo, el equipo de Albert Riviera siguió, con mucha atención, el discurso del presidente del Congreso. Al acabar, todos le aplaudieron. Por el contrario, en un gesto de rechazo a las palabras de Jesús Posada, los acompañantes de Pablo Iglesias prefirieron no aplaudir.

-- En uno de los corrillos que tuvieron lugar en el Congreso, ECD fue testigo de la ironía de Pablo Casado: “Me ha parecido ver a Pablo Iglesias en el Congreso. Ayer debió sentarme mal el alcohol”, comentó, entre risas, el vicesecretario de Comunicación del PP.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··