Martes 21/11/2017. Actualizado 08:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ana Botella, objetivo prioritario de Esperanza Aguirre. No le perdona que, cuando dimitió, pidiera un congreso extraordinario para cambiar la presidencia del PP

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Esperanza Aguirre ha abierto la batalla contra Ana Botella. Y va "a muerte", según personas que le han escuchado estos días. La ex presidenta de la Comunidad de Madrid no perdona a la alcaldesa el que, nada más anunciar que dejaba el cargo, pidiera un congreso extraordinario en el PP regional para elegir nuevo presidente.

En el Partido Popular se habla del enfrentamiento entre Aguirre y Botella como una “guerra de damas”.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, la ex presidenta de la Comunidad ha dejado ver, en privado pero ante personas que no son de su entorno íntimo, que está muy enfadada con su compañera de partido por la actitud de la alcaldesa en el momento en que anunció que dimitía y dejaba el puesto a Ignacio González.

No le gustó nada a Esperanza Aguirre que, apenas unas horas después de anunciar su salida, Botella reclamó públicamente un congreso extraordinario del PP madrileño para elegir al sucesor en la presidencia regional.

No a la bicefalia

La alcaldesa argumentó entonces que era conveniente acabar con la bicefalia, es decir, con la existencia de un líder en el partido y otro en el Gobierno madrileño, y que, por tanto, los militantes eligieran un nuevo presidente.

Fuentes del entorno cercano de Aguirre reconocen a ECD que la ex presidenta madrileña no entiende por qué Botella se metió en asuntos internos del partido, cuando hasta ese momento se había limitado a su labor como concejala y, más tarde, alcaldesa.

Esperanza Aguirre no oculta su malestar con Ana Botella. En reuniones y encuentros con personas de su confianza ha comentado que le parecieron unas palabras “desafortunadas y fuera de lugar” por parte de una compañera de partido.

Aseguran estas personas que el enfado de Esperanza Aguirre por la propuesta de Botella de convocar un congreso extraordinario es “monumental”. Y sostienen que, si la alcaldesa no hubiera iniciado la batalla pidiéndolo, ahora no habría ningún problema entre ellas.

La sucesión

Una de las claves del enfrentamiento se cifra en saber qué ocurrirá cuando llegue el momento de elegir presidente del PP de Madrid.

Las fuentes del entorno de Esperanza Aguirre confirman que la ‘lideresa’ hará todo lo posible para conseguir, en su caso, que el sucesor o sucesora sea una persona de su máxima confianza.

Aguirre no permitirá que sea Ana Botella quien pilote la sucesión. Sus candidatos son, a día de hoy, dos: Ignacio González o, como novedad, que Lucía Figar dé el paso y presente candidatura. En otros sectores, Cristina Cifuentes, actual delegada del Gobierno en Madrid, suena también para la presidencia del PP madrileño.

Por su parte, el futuro de Esperanza Aguirre todavía no está claro, aunque ella sigue recordando que el sueño de su vida ha sido y es ser alcaldesa de su ciudad.

Rajoy está harto

Mariano Rajoy está “harto” de las continuas batallas que se viven en el PP madrileño, explican las fuentes consultadas por ECD. Primero fueron las luchas entre Alberto Ruiz Gallardón y Esperanza Aguirre. Y ahora, entre Aguirre y Ana Botella.

El presidente del Gobierno ha confesado a su entorno que no le gustan nada estas guerras internas. Aunque su posición es no implicarse en la batalla, sí que lo sigue de cerca: está informado de todos los movimientos y le preocupan sus posibles consecuencias.

Hay que recordar que Esperanza Aguirre dimitió en septiembre con una sensación de malestar con Rajoy: echaba en cara al presidente que el Gobierno le dejó sola en la batalla por Eurovegas, y no estaba de acuerdo con el recorte de 1.000 millones a los Presupuestos de la Comunidad de Madrid.

“¿Qué transparencia?”

El accidente ocurrido en la noche de Halloween en el Madrid Arena ha sido uno de los puntos de enfrentamiento entre ambas dirigentes del PP. Esperanza Aguirre pidió llegar hasta el final de la investigación, “caiga quien caiga”, lo que ha sido interpretado como un ataque directo a Ana Botella.

Personas del entorno de Aguirre acusan en privado al ayuntamiento de que no ha actuado de forma correcta en la gestión de la tragedia. Destacan que el equipo de Botella no está dando la cara, ni ante los ciudadanos ni ante los periodistas. “¿Qué transparencia? No están dando ninguna explicación”, exclama una de las personas más cercanas a Esperanza Aguirre.

Estas fuentes afirman que la ‘lideresa’ no habría actuado así. Por ejemplo, jamás convocaría ruedas de prensa sin preguntas, como hizo Botella. Otro ejemplo más es su actuación en el caso Gürtel: hizo dimitir e incluso dejar el partido a los imputados de la Comunidad de Madrid.

Contactos con periodistas

La batalla entre Esperanza Aguirre y Ana Botella también se ha trasladado a la prensa. Miembros de los dos equipos hablan con periodistas y filtran informaciones, lo que ha provocado algunos momentos de tensión.

Es el caso del enfrentamiento vivido entre Pedro J. Ramírez y Miguel Ángel Rodríguez. El director de El Mundo criticó el viaje de la alcaldesa a Portugal y su estancia en un hotel de lujo, y el ex secretario de Estado de Comunicación con Aznar amenazó en Twitter con hacer público el hotel (de lujo) donde había pasado el puente de Todos los Santos Pedro J. Ramírez.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·