Viernes 19/01/2018. Actualizado 13:41h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Aumentan los problemas para Carme Chacón

El aparato, Andalucía y la vieja guardia del PSOE bloquearán las primarias abiertas

Un secretario general elegido por los militantes en el Congreso Extraordinario sería el definitivo candidato a la presidencia del Gobierno

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La planta noble de Ferraz, Susana Díaz y los históricos líderes socialistas no quieren que todos los ciudadanos decidan el candidato del PSOE a la Moncloa. Buscan otras opciones, como que los militantes voten al secretario general en el congreso de julio, para cerrar la puerta definitivamente a las primarias abiertas.

Rubalcaba y Susana Díaz, en un acto electoral del PSOE. Rubalcaba y Susana Díaz, en un acto electoral del PSOE.

Alfredo Pérez Rubalcaba, actual secretario general del PSOE, busca fórmulas para evitar las primarias abiertas, anunciadas desde antes de las europeas para el mes de noviembre. Apoyado por la vieja guardia del PSOE, Felipe González, y por la poderosa Susana Díaz, líder de la federación andaluza, Rubalcaba “no quiere ni en pintura” abrir la elección del candidato socialista a la Moncloa a toda la ciudadanía.

Buscan entonces, de acuerdo con las fuentes consultadas, hacer una especie de “primarias cerradas”. Con esas 'primarias cerradas', el objetivo sería salvar la cara ante los ciudadanos por las reiteradas referencias de los socialistas a dar la voz al pueblo pero, a la vez, sería una forma más fácil de controlar el resultado y que el aparato del PSOE decida al ganador.

Ahí se enmarcaría la opción de “un militante, un voto” que se está abriendo paso entre los socialistas. Según esta fórmula, los 250.000 militantes del PSOE, y no sólo los delegados, tendrían derecho a votar en el Congreso Extraordinario del 19 y 20 de julio para elegir al secretario general del partido. Irremediablemente, el elegido sería sin discusión el candidato socialista a la Moncloa.

Con esta fórmula, según los más críticos, se cerraría la puerta definitivamente a unas primarias abiertas tal y como estaban previstas, antes del batacazo electoral del 25 de mayo, para el mes de noviembre. 

Según las fuentes consultadas, Rubalcaba no puede cerrar la crisis abierta con un congreso cerrado a los delegados y unas primarias descafeinadas. “Como no quieren las primarias abiertas porque no pueden controlar el resultado, se está abriendo camino esto de 'un militante, un voto' como mal menor”, explican.

El modelo encaja con las reivindicaciones de Madina

Fuentes cercanas a la dirección federal del PSOE aseguran a este confidencial que un congreso extraordinario con la participación de la militancia para elegir nuevo secretario general “encaja mejor” con las reivindicaciones de Eduardo Madina. El diputado vasco ya defendió el lunes que el partido “necesita abrirse a la sociedad”.

El propio Madina aseguró ayer, preguntado en los pasillos del Congreso, que valoraría presentarse como candidato a la secretaría general del PSOE si el líder del partido se decide “por una elección que cuente con la mayoría que dan los militantes”.

Dirigentes del PSOE añaden que esta nueva fórmula “puede ser una respuesta del Comité Ejecutivo Federal” a las palabras de Madina en la reunión de la ejecutiva del lunes, en la que el vasco defendió de forma contundente la celebración de elecciones primarias abiertas.

Buscan dejar sin opciones a Carme Chacón

La celebración de un congreso extraordinario abierto a la militancia esconde también una maniobra, a nivel interno, para dejar sin opciones a Carme Chacón. La ex ministra de Defensa, que ni ha confirmado ni ha desmentido su participación en el citado congreso, tendría dos opciones: o jugársela todo a esta carta o apartarse definitivamente de la carrera por liderar el PSOE.

Dirigentes socialistas muy próximos a Ferraz explican a El Confidencial Digital que, con la fórmula de “un militante, un voto”, el partido está “dando la posibilidad a Chacón de participar en un proceso abierto, que es lo que ella reclamaba”.

No obstante, las mismas fuentes reconocen que el congreso de julio, pese a contar con la participación de la militancia, “estará controlado para que no haya sorpresas”. En ese sentido, aseguran que “los militantes pertenecen a corporaciones locales regidas por delegados que tienen claro quién será el candidato oficial”.

Añaden, además, que “sin Andalucía a su favor, como en 2012, Chacón no tiene absolutamente nada que hacer en el congreso”, por lo que los votos de los militantes, si es que la apoyan, “serán irrelevantes”.

De esta forma, los dirigentes del PSOE consultados aseguran que “si Chacón se presenta pierde y si no se presenta no podrá defender un enfrentamiento con el nuevo secretario general en primarias”, por lo que consideran que el congreso extraordinario abierto a la militancia “ha acabado con las aspiraciones de Chacón”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··