Lunes 20/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Artur Mas convocará de nuevo elecciones anticipadas en Cataluña si no logra un pacto estable de Gobierno. Es la amenaza que ha trasladado a los demás partidos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Artur Mas ha iniciado contactos con los partidos catalanes lanzando un mensaje a modo de aviso o amenaza: "O consigo un pacto para toda la legislatura, o vuelvo a convocar elecciones". El candidato de CiU sabe que no podrá gobernar cuatro años en minoría, y busca así forzar a ERC, PSC, o incluso al PP, a convertirse en su socio en el Parlament.

Según ha sabido El Confidencial Digital¸ el presidente en funciones de la Generalitat ha optado por un discurso agresivo en su primera ronda de llamadas a los partidos con los que puede llegar a un acuerdo estable de Gobierno: les ha dado a entender que sólo un pacto estable evitará a los catalanes volver a pasar por las urnas.

Ese aviso ha sido trasladado ya a Esquerra Republicana y al PSC, los dos partidos con los que CiU ya ha iniciado las negociaciones. Artur Mas se reunió con Oriol Junqueras el miércoles, y tiene apalabrado el encuentro con Pere Navarro, que estaba fijado para ayer jueves y ha sido pospuesto por motivos de agenda del socialista.

“No puedo hacer un ajuste de 4.000 millones sin apoyos”

Pese a que Artur Mas ha centrado su campaña electoral en la independencia de Cataluña y en la celebración de un referéndum para que los catalanes decidan su futuro, en estos momentos la mayor preocupación del presidente en funciones es sacar adelante un duro plan de ahorro, que es lo que le separa de sus dos posibles socios.

Dirigentes políticos catalanes, conocedores de estas primeras conversaciones de CiU con republicanos y socialistas, explican a ECD: “Mas sabe que ni ERC ni PSC van a apoyar esa política de recortes que quiere aplicar en Cataluña, y por eso se ha centrado en justificar los ajustes atacando a España y Europa”.

Ha declarado que “el ministerio de Hacienda y la UE nos exigen un paquete de medidas para ahorrar 4.000 millones de euros en 2013, que tenemos que llevar a cabo sí o sí, estemos nosotros en la Generalitat o no”.

Si ERC o el PSC no apoyan las medidas, “estaremos ante una situación de ingobernabilidad que afectará a Cataluña, y que no nos podemos permitir, por lo que la única forma de evitarlo es convocar nuevas elecciones”.

El PP espera una llamada para evitar nuevos comicios

Tal y como adelantó el propio Mas al día siguiente de las elecciones, las negociaciones de CiU van de momento encaminadas a lograr un acuerdo con ERC o el PSC, descartando hasta la fecha cualquier acercamiento al PP.

Sin embargo, miembros de la ejecutiva ‘popular’ en Cataluña aseguran a ECD que esas palabras “las lanzó de cara a la galería y para intentar meter más presión a Junqueras y Navarro, pero es muy posible que tenga que hablar con nosotros”.

Las mismas fuentes aseguran que, aunque aún no han recibido ninguna llamada, “estamos dispuestos a sentarnos y negociar. La situación de Cataluña es insostenible y se necesita ya tomar decisiones económicas”.

“No podemos permitirnos otras elecciones y aplazar otra vez los ajustes que se necesitan llevar a cabo, así que tenemos voluntad de llegar a un entendimiento, siempre y cuando Artur Mas se olvide completamente de su discurso independentista”, añaden.

Los dirigentes ‘populares’ consultados aseguran que, si anuncia una nueva convocatoria electoral, “Artur Mas no podría presentarse otra vez, ya que habrá perdido toda la credibilidad. Él lo sabe y hará lo que sea para evitarlo”.

Artur Mas “es impredecible”

Dirigentes del PP y del PSC a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital aseguran que, a día de hoy, “Artur Mas se encuentra en estado de ‘shock’ y no sabe cómo reaccionar a los resultados del domingo. Es absolutamente impredecible”.

Además, “el debate interno que generó su discurso independentista puede pasarle factura después de las elecciones. Sabe que debe asumir responsabilidades y que es posible que, si no logra formar Gobierno, tenga que marcharse, por lo que está jugando sus cartas a la desesperada”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·