Domingo 27/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El fallo del juez se hará público el lunes

Artur Mas dimite por el ‘caso Palau’

La antigua Convergència ha sido advertida de una durísima sentencia por la financiación ilegal del partido. El ex president ha adelantado su decisión para no perjudicar al PDeCAT

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Artur Mas dimitió ayer como presidente del PDeCAT. Aseguró que la decisión respondía a la necesidad de “facilitar el ensanchamiento del partido” y a la más que segura ratificación, por parte del Supremo, de su inhabilitación para ejercer cargo público en los próximos dos años. En la antigua Convergència aseguran que su marcha tiene que ver con los tribunales, pero no por el 9-N ni el 1-O.

Artur Mas. Artur Mas.

Se va por el ‘caso Palau’. Esa es la única razón”. Así de contundente se mostró ayer, poco antes de la rueda de prensa de Artur Mas, un dirigente de la antigua CDC a las preguntas de El Confidencial Digital sobre los motivos de la dimisión del ex presidente de Cataluña. Una versión que poco tiene que ver con los motivos expuestos por el que fuera jefe del ejecutivo autonómico hasta 2015.

Ante un nutrido grupo de periodistas, Mas afirmó que “hacía meses” que había decidido abandonar la presidencia del PDeCAT y que ya lo había “comentado” con Carles Puigdemont y Marta Pascal. Aseguró además que se iba para dejar crecer al joven partido y porque da por hecho que no evitará la condena por el 9-N ni la sanción del Tribunal de Cuentas, recordando que también está siendo investigado por el referéndum del 1 de octubre.

El alto cargo de Convergència contactado por ECD replica, sin embargo, que la sentencia del ‘caso Palau’, que se conocerá el próximo lunes, 15 de enero, ha sido el desencadenante de este precipitado anuncio: “Efectivamente se va para beneficiar al PDeCAT, pero lo hace para no vincular al nuevo partido con el escándalo relacionado con CDC que se avecina”.

Un fallo “durísimo”

Así, la misma fuente asegura que varios ex dirigentes del partido han sido advertidos de que el fallo de la Audiencia Provincial de Barcelona será “durísimo” y apuntará directamente a la financiación ilegal del partido en la época en la que Artur Mas era secretario general.

Conviene recordar, en este sentido, que tanto Félix Millet, presidente del patronato del Palau de la Música, como su mano derecha, Jordi Montull, aseguraron ante el fiscal que la dirección de Convergència había sido receptora del pago de comisiones de Ferrovial a través del Palau a cambio de obras públicas, como la Ciudad de la Justicia o la línea 9 del metro de Barcelona.

Los dos antiguos gestores del Palau señalaron directamente al tesorero de CDC en ese momento, Daniel Osàcar, para el que la fiscalía pide 8 años de prisión.

Además, durante el juicio, se vinculó la refundación de Convergència en el nuevo PDeCAT con el intento de “tapar” esos “chanchullos”, por lo que la sentencia, a dos días de la reapertura del Parlament, “será un duro varapalo para el partido”.

Puigdemont ya no escucha a Mas”

Otros cargos del PDeCAT y de la antigua CDC también vinculan la marcha de Artur Mas con el hecho de que ha perdido su “poder de influencia” sobre Carles Puigdemont. Así, aseguran que el ex alcalde de Girona “se ha enrocado” y “ya solo escucha a los que están con él en Bruselas”, por lo que su predecesor se ha visto “apartado”.

Además, afirman estas fuentes, Mas empieza a arrepentirse de haber dejado fuera de la lista de JxCAT a altos cargos del partido. Una decisión que se tomó para evitar que Puigdemont montara una candidatura propia al margen del PDeCAT pero que “ha dejado a Marta Pascal y a la dirección apartados del futuro grupo parlamentario y de las decisiones que se tomen una vez se forme nuevo Govern”.

Estos “errores” también han pesado en la decisión de Artur Mas, que no se tomó hace tanto tiempo como el ex president dio a entender ayer.

La renuncia de Mundó, por “motivos personales”

Horas antes de que Artur Mas anunciara su dimisión como presidente del PDeCAT, el ex consejero de Justicia de la Generalitat, Carles Mundó, de ERC, renunciaba a su acta de diputado y comunicaba que se apartaba de la primera línea política.

Desde la antigua Convergència vinculan esta decisión a que el nombre del republicano sonaba como presidente de la Mesa del Parlament y que éste, por “miedo a volver otra vez a la cárcel”, decidió “huir”.

Sus compañeros de Esquerra, sin embargo, insisten en que la marcha de Mundó obedece a motivos “estrictamente personales”, tal y como él mismo aseguró hace días a Marta Rovira y otros componentes de la dirección del partido. El ex consejero, aseguran desde ERC, “quiere volver a ejercer la abogacía y esa es la única razón de su marcha”.

Pese a ello, los republicanos reconocen que su paso por la cárcel de Estremera “le ha marcado”. Después de lograr la libertad provisional y de reunirse con su familia, “se implicó a tope en campaña porque quería un Govern presidido por Esquerra”. Después de no lograr ese objetivo, y con el recuerdo de su estancia en prisión muy reciente, ha decidido renunciar a su acta de diputado.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·