Miércoles 17/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ayer, dos nuevas víctimas. La base de datos creada por Rubalcaba para luchar contra la violencia de género sólo da problemas: se ‘cuelga’ y la pantalla se queda en blanco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ministerio del Interior creó en 2007 una herramienta informática para luchar contra la violencia de género. El objetivo era que Guardia Civil, Policía Nacional, autonómicas, locales y demás funcionarios compartieran una base de datos para evitar agresiones, como las que les costaron la vida ayer a dos mujeres en Tarragona y Alicante. Pero el programa sólo da errores y no está operativo.

Se llama Sistema de Seguimiento Integral de los casos de Violencia de Género (Sistema VdG) y está diseñado para convertirse en una herramienta compartida entre cuatro ministerios: Interior, Justicia, Administraciones Públicas e Igualdad. Desde jueces o policías, hasta funcionarios de prisiones. La misión para la que fue diseñado es la de facilitar el acceso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a una base de datos que mejore la eficacia en el seguimiento de las víctimas con medidas de protección integral y alejamiento. 

Pues bien, el desarrollo de esta gran base de datos ha fracasado y más de dos años después de la puesta en marcha del prototipo, dicho programa resulta un verdadero caos para los más de 21.000 potenciales usuarios que pueden llegar a usarlo. 

El Confidencial Digital ha tenido conocimiento de los errores de dicha aplicación. Según fuentes del Ministerio del Interior, el Sistema VdG tiene los siguientes problemas: 

-- La aplicación funciona de manera muy lenta. A juicio de algunos de los usuarios que han tenido acceso al programa, esta ralentización se hace especialmente evidente cuando se realizan varias consultas simultáneamente: “se cae la mayoría de las veces si hay varias personas mirando a la vez o tienes abiertos varios archivos”, apuntan.

-- El usuario final (funcionario de prisiones, guardia civil, policía, etc.) no conoce en profundidad el funcionamiento de la aplicación debido a la complejidad de la herramienta y de su presentación: un gran número de los destinatarios finales de la herramienta “no tienen mucha cultura informática, por los que a veces se desesperan” al encontrarse con “auténticas marañas de datos”.

-- La herramienta informática no tiene en cuenta el historial y se pierden los datos de pantalla. Por ejemplo, si se introduce un nombre para buscar o para dar de alta en la base de datos, dicha información desaparece, obligando al usuario a volver a repetir el nombre a buscar varias pantallas más adelante.

-- Hay algunos apartados, como el referente al listado de presuntos maltratadores, que dan más problemas de lo habitual, especialmente si se quiere utilizar la opción de ‘retorno’: el botón de ‘volver’ sólo funciona una vez, de forma que no se puede regresar más atrás de la pantalla inmediatamente anterior. “Lo más normal es que el programa se cuelgue y quede la pantalla en blanco”, explican fuentes del ministerio dirigido por Rubalcaba.

Las fuentes consultadas aseguran que esta herramienta para combatir la violencia de género se basó en un programa informático que no tenía la capacidad necesaria para soportar tanta información, lo que ha llevado a Interior a cambiar varias veces de programa, hasta dar con uno que sea compatible.

El Sistema de Seguimiento Integral de los casos de Violencia de Género está siendo utilizado actualmente por la Guardia Civil y el objetivo es incorporarlo a medio plazo al resto de agentes que luchan contra los maltratadores.  

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··