Martes 22/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El frustrado atentado de Barcelona, reivindicado por un grupo terrorista islamista, fue un “castigo a España” por Afganistán y no por Irak

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los responsables del intento fallido de atentado contra la Ciudad Condal el pasado 19 de enero, reivindicado por el grupo terrorista ‘Tehrik e Taliban Pakistán’, querían castigar a España por su presencia en Afganistán, no por la guerra de Irak, según desvelan en un vídeo.

‘Tehrik e Taliban Pakistán’ (TTP), grupo terrorista islamista radicado en Pakistán, puso todo su empeño en convertir Barcelona en uno de los castigos ejemplares contra “los que no son justos”, según explica Fernando Reinares en una artículo publicado por El País.

Reinares revela que el pasado 19 de febrero, la Guardia Civil –advertida por los informes que manejaba el Centro Nacional de Inteligencia, elaborados por servicios secretos extranjeros– detuvo a 14 personas en Barcelona “debido a las fundadas sospechas de que se estaba preparando una serie concatenada de atentados suicidas en el metro de la capital catalana, y quizá también contra otros blancos”.

En un vídeo grabado hace unas semanas y difundido a finales de agosto, Maulvi Omar, uno de los seis miembros que componen el directorio de ese grupo islamista radical, considerado como principal portavoz del mismo asegura en relación con los posibles ataques de su organización en Occidente que "El de Barcelona fue conducido por 12 de nuestros hombres”.

“Ellos estaban comprometidos con Baitulá Mehsud -máximo dirigente de ‘Tehrik e Taliban Pakistan’- y TTP ha reclamado ya la responsabilidad". Respecto a los motivos para haber intentado perpetrar una acción de esas características en dicha ciudad, añade: "A causa de la presencia militar de España en Afganistán".

En la misma línea, Reinares explica detalladamente la conexión entre esta organización y Al Qaeda, reseñando que TTP está muy presente en las zonas fronterizas de Afganistán y Pakistán, además de muy bien relacionada con tribus como los talibanes o los pastunes.

“Nada tiene pues de extraño que, ante la limitada capacidad operativa de Al Qaeda o el deseo de no arriesgar efectivos propios en determinadas iniciativas, sus dirigentes acordasen con los de Tehrik e Taliban Pakistan materializar las amenazas en uno o varios países europeos”, destaca.

“¿Y por qué entonces Barcelona como blanco específico?” se pregunta el especialista en terrorismo global. Reinares ofrece dos motivos fundamentales para la elección del objetivo:

-- “En primer lugar, en esta ciudad se concentra la mayoría de los aproximadamente 40.000 paquistaníes que residen legalmente en España, lo que reproduce, en el contexto catalán, ambientes existentes en, por ejemplo, determinadas localidades o barrios del Reino Unido”.

Se trata de “ambientes de impronta surasiática en los que resulta mucho más fácil mimetizarse a individuos procedentes de las ya aludidas zonas tribales y entrenados por ‘Tehrik e Taliban Pakistan’, por cierto en campos de adiestramiento exclusivamente para convertirse en terroristas suicidas”, concreta.

-- En segundo lugar, el hecho de que en España estuvieran próximas unas elecciones generales, concretamente las celebradas en marzo de este mismo año, explica quizá que la oportunidad para perpetrar una serie de atentados suicidas altamente letales en nuestro país fuese vista por los terroristas de TTP como temporalmente más favorable a sus propósitos.

“Pero ésta es una mera conjetura, pues todo parece indicar que también había otros países y otras ciudades en su punto de mira”, subraya el catedrático de Ciencia Política. .

A día de hoy, la Audiencia Nacional ya ha procesado a 10 de lo detenidos por su presunta implicación en la tentativa de atentado, acusados de delitos correspondientes a actividades terroristas, al igual que a un undécimo relacionado con aquellos y que fue arrestado con posterioridad en los Países Bajos.

El académico llama la atención sobre el hecho de que salvo uno, todos los acusados son de nacionalidad paquistaní: “todos varones, con una edad media de 36 años, aunque el mayor de los imputados llega a los 64 y el más joven se queda en los 26”.

Algunos eran inmigrantes con residencia en la capital catalana, que frecuentaban una mezquita denominada ‘Tarek ben Ziyad’. Otros habían llegado desde Pakistán, a través de países europeos como Suecia, Alemania y Portugal”, especifica.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··