Domingo 19/11/2017. Actualizado 11:46h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Guerra por el liderazgo del partido

Barones del PSOE crearán una gestora si Pedro Sánchez logra menos de 100 diputados

Susana Díaz ha logrado un frente común con Javier Fernández, Ximo Puig, Fernández Vara y García-Page

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez empieza ya a prepararse para el día después de las elecciones del 20-D. Las encuestas pronostican que el PSOE, en el mejor de los casos, obtendrá un 25% de los votos. Un resultado que, en opinión del secretario general, es suficiente aval para continuar al frente del partido. Sin embargo, Susana Díaz y los principales barones regionales exigirán su dimisión.

Pedro Sánchez, con los barones regionales del PSOE. Pedro Sánchez, con los barones regionales del PSOE.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del PSOE, en Ferraz se empieza ya a asumir que el partido se quedará lejos de la victoria electoral el próximo 20 de diciembre. Pese a ello, el equipo más próximo a Pedro Sánchez está ya preparando los argumentos para defender la continuidad del secretario general.

Intentará quedarse si no baja del 24% de los votos

El líder del PSOE, y sus colaboradores de confianza, cuentan con que el partido obtenga, en las próximas elecciones, entre el 24 y el 25 por ciento de los votos. Un resultado que, pese a ser peor que el de Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011 -logró el 28% de los votos- dejaría al partido en “mejor situación” que hace cuatro años.

En ese sentido, desde Ferraz explican que los socialistas se quedarían a menos de 5 puntos del PP, mientras que hace cuatro años la distancia entre ambas formaciones era de 16 puntos: “Hemos acortado distancias en una legislatura en la que además han surgido dos formaciones que nos quitan votos, como Ciudadanos y Podemos”.

Por todo ello, Sánchez y su equipo consideran que, con un porcentaje de votos siempre por encima del 24%, el secretario general está legitimado para mantenerse al frente del partido. Bajo su mandato, aseguran las fuentes consultadas, “se ha recuperado poder territorial y se ha remontado una situación crítica, por lo que debe seguir”.

Los principales barones impulsarán una gestora

Estos argumentos, sin embargo, no convencen a los principales barones del partido. Susana Díaz, que ya tiene decidido pedirle a Sánchez su dimisión la misma noche del 20 de diciembre si no gana las elecciones, ha conseguido hacer un frente común con otros líderes regionales, partidarios de la marcha del secretario general si no obtiene un buen resultado en las urnas.

Estos dirigentes autonómicos son Javier Fernández, Ximo Puig, Guillermo Fernández Vara y Emiliano García-Page. Todos ellos ven insuficiente un porcentaje de votos del 25%, ya que el partido se quedaría por primera vez por debajo de los 100 diputados. Un hito que, en su opinión, exigiría la inmediata marcha del líder del partido.

Si Sánchez insiste en mantenerse en el cargo, tanto Díaz como los barones regionales anteriormente citados apuestan por someter a votación, en el primer Comité Federal tras las generales, la creación de una gestora al frente de Ferraz que dirija el partido hasta el próximo Congreso nacional, previsto para el primer trimestre de 2015, en el que se elija al sucesor de Sánchez como secretario general.

Meses de paz para una transición tranquila

Los dirigentes del PSOE partidarios de esta gestora apuestan por crear un órgano de gobierno en Ferraz similar al creado por el partido en la federación madrileña tras el cese de Tomás Gómez. No obstante, apuntan las fuentes consultadas, “no se pondrá a un killer’ como Rafael Simancas, sino a alguien de consenso que garantice la paz hasta el Congreso nacional”.

Estos altos cargos socialistas apuntan incluso a la posibilidad de poner a tres líderes autonómicos al frente de esta gestora: “Podía estar dirigida por Javier Fernández, Ximo Puig y Fernández Vara. Habría reuniones semanales en Ferraz y se organizaría un Congreso enfocado a renovar totalmente le partido”, aseguran.

Sánchez cuenta con Madrid y Cataluña

Componentes de la actual ejecutiva de Pedro Sánchez son conscientes de estos movimientos en contra del secretario general.

No obstante, aseguran que el candidato a las generales “está tranquilo” de cara a esas elecciones y lo que pueda llegar después, ya que “cuenta con el respaldo suficiente de las federaciones y también de la militancia”.

En ese sentido, las fuentes consultadas recuerdan que dos federaciones clave, como Madrid y Cataluña, tienen como líderes a dos dirigentes afines al secretario general: “Tanto Sara Hernández como Miquel Iceta están con Pedro y serán apoyos vitales para después de las elecciones”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·