Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se quiere evitar una desbandada

Bronca en el Gobierno. Rajoy frena la fuga de altos cargos

Ha prohibido a los ministros firmar cualquier cese de secretarios de Estado, Subsecretarios y directores generales. Se han paralizado varias salidas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Intensos movimientos en los puestos directivos de todos los ministerios ante la posibilidad de que el PP pierda el poder, más cercana después de que Pedro Sánchez aceptase este martes el ofrecimiento del rey para formar Gobierno. Un escenario para el que Moncloa ha tomado medidas para evitar una imagen de desbandada de cargos.

Comisión de secretarios y subsecretarios de Estado. Comisión de secretarios y subsecretarios de Estado.

Todos los altos cargos en los ministerios (secretarios de Estado, subsecretarios y directores generales) recibieron hace unas semanas el aviso de Rajoy, ante la incertidumbre política que vive el país, de que se tomaran con paciencia el periodo de interinidad.

Esta transición, más larga de lo habitual, está obligando a ministros y secretarios de Estado a seguir en funciones hasta la formación de un nuevo Gobierno. Un periodo que puede llegar en esta ocasión hasta el mes de julio si fuera necesario repetir las generales a finales de mayo.

Un veintena de altos cargos quieren irse

Esta situación está provocando que algunos de ellos estén comenzando a perder la paciencia. Según ha sabido El Confidencial Digital por fuentes ministeriales, alrededor de una veintena de altos cargos, entre secretarios de Estado, subsecretarios, directores generales y ejecutivos de empresas públicas, han mostrado su disposición a abandonar el Ejecutivo.

Lo han realizado por la vía de presentar su cese ante los máximos responsables en sus respectivos departamentos. Algunos venían lamentándose en las últimas semanas de no haber abandonado antes el Ejecutivo. Ahora, están a la espera de obtener una respuesta.

La mayoría de los cargos que han comunicado su renuncia son profesionales sin carné del partido, que contaban con que, continuara el PP en el poder o no, se reincorporarían a sus puestos en la Administración a finales de enero o a primeros de febrero o buscarían acomodo en las empresas privadas donde mantienen una excedencia.

Orden a los ministros de rechazar los ceses

Pero se han encontrado con un importante obstáculo. Según las fuentes consultadas, Rajoy ha dado instrucciones a sus ministros para que no acepten el cese de los altos cargos en sus departamentos.

Estas renuncias se han intensificado considerablemente tras las generales. Se registraron ya algunos casos aislados antes de las elecciones municipales del pasado mes de mayo. Fueron protagonizadas por parte de concejales y diputados regionales. Entonces, tampoco fueron aceptadas por las ejecutivas autonómicas.

Esos movimientos se están volviendo a dar en las últimas semanas, ante la dificultad de Mariano Rajoy para retener el Gobierno durante los próximos cuatro años.

Evitar una situación de caos y ‘efecto llamada’

Con la decisión de frenar la fuga de altos cargos, Moncloa persigue evitar una imagen de desbandada del Gobierno en un momento especial delicado por el bloqueo político que atraviesa el país. “Eso provocaría una situación de caos nada deseable ahora mismo”, reconoce a ECD el jefe de gabinete de uno de los ministros.

Además, si se aceptasen los ceses que varios ministros tienen encima de la mesa, se impulsaría también un ‘efecto llamada’ que haría muy complicado retener a otros profesionales en la misma situación que solicitasen abandonar sus puestos.

Tal y cómo se contó en estas páginas, Soraya Sáenz de Santamaría calcula ya estos días los puestos que perderá el PP por salir del Gobierno.

Desbandada de asesores y jefes de gabinete

Mientras tanto, el Gobierno si se está permitiendo el movimiento de otros profesionales. Se trata de personas que, antes de las elecciones de 2011, ya trabajaban para el Partido Popular y fueron nombrados por los ministros y secretarios de Estado como asesores, jefes de gabinete, etc.

En estos casos, explican las fuentes consultadas, se está optando por volver al puesto que tenían antes dentro del partido.

ECD ha podido cuantificar también ya un número significativo de regresos a direcciones regionales y locales del PP, de personas que han trabajado, en los últimos cuatro años, como personal de libre designación en los ministerios.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·