Domingo 22/04/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Durante la cumbre diplomática celebrada en Alicante

Bronca del Gobierno a los embajadores: les acusa de desidia en combatir la ofensiva de Puigdemont

Exteriores les ha echado en cara su pasividad a la hora de explicar en las naciones de destino que España es un país democrático y de Derecho

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pasó el 1-O y está volviendo a ocurrir ahora: los mensajes victimistas del PDeCAT, ERC y ex altos cargos del Govern huidos de la Justicia, con Puigdemont a la cabeza, están calando en la opinión pública y en medios europeos. El Gobierno es consciente del problema y acaba de pedir a sus embajadores mayor iniciativa y que tomen cartas en el asunto.

Carles Puigdemont tras su puesta en libertad. Carles Puigdemont tras su puesta en libertad.

El lunes y el martes de la semana pasada tuvo lugar en Alicante una cumbre de embajadores españoles en Europa, organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores, para evaluar las consecuencias del Brexit en la UE y también en España. Unas jornadas de trabajo en las que, no obstante, se analizaron asuntos de igual o mayor calado.

Según confirman a El Confidencial Digital fuentes presentes en el cónclave, el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Jorge Toledo, aprovechó la ocasión para transmitir a todos los diplomáticos convocados la preocupación del Ministerio, y de todo el Gobierno, por los efectos de la propaganda independentista en el exterior y la “pasividad” mostrada desde los consulados españoles.

La ofensiva de Puigdemont cala en Europa

Esa reflexión tuvo lugar durante la cena del lunes, y sirvió como preámbulo a una reunión de trabajo el martes, que no estaba prevista en el programa inicial. En esa cita se abordó en profundidad la ofensiva exterior de los separatistas y las posibles medidas para combatir las “fake news” que se están haciendo circular sobre la Justicia española.

En la cumbre estuvieron presentes los embajadores en Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Bélgica, Portugal, Suecia, Dinamarca, Eslovaquia, Irlanda, Grecia, Austria, Luxemburgo y Finlandia. También estaba el representante permanente en la Unión, Juan Pablo García-Berdoy. Todos ellos escucharon el ‘rapapolvo’ de Toledo y pactaron una acción conjunta.

En primer lugar, los presentes admitieron que, desde la detención de Carles Puigdemont, tanto el ex president como otros antiguos cargos del Govern han aprovechado para volver a realizar una campaña contra España. Los ataques al sistema judicial español, y a la falta de garantías democráticas para los presos se han multiplicado en las últimas semanas.

Tanto es así, que en Exteriores tienen claro que, como pasó el 1-O, “las mentiras del independentismo” están empezando a calar tanto en la opinión pública europea como en los principales diarios del viejo continente: “Han llenado la prensa de titulares victimistas y se está extendiendo la idea de que hay presos políticos en España”.

Hay que salir más en los medios”

Toda esa ofensiva de Puigdemont y los suyos ha triunfado, en opinión del Ministerio, por la “pasividad” de los embajadores en Europa: “Se ciñen al argumentario que reciben desde Madrid, pero es cierto que en algunos casos, como el que nos ocupa, hace falta una mayor movilización, más iniciativa propia”.

Así las cosas, el secretario de Estado José Toledo decidió dejar claro cuál debe ser la postura de los embajadores ante la propaganda independentista: “Les dijo que debían salir más y dar la cara ante los medios de sus países de destino; acabar con las mentiras de los separatistas”.

En concreto, añaden las fuentes consultadas, “se les transmitió la necesidad de combatir el relato de los secesionistas con más exposición mediática y también con argumentos, desmintiendo tajantemente que en España existan presos políticos”.

Por último, en Exteriores preocupa mucho la imagen exterior que Puigdemont y los suyos llevan vendiendo de España desde que el procés llegó a los Tribunales. Y, por ese motivo, los embajadores recibieron una instrucción más: “Hay que dejar claro que España es un país democrático y de Derecho, donde además hay una clara división de poderes”.

Se multiplican los ‘off the record’ con periodistas

En el Gobierno, además, han decidido apostar por los ‘off the record’ con periodistas para replicar de forma directa a los independentistas.

De hecho, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación convocó una sesión informativa de este perfil con periodistas alemanes el pasado 27 de marzo, al día siguiente de la detención del ex presidente catalán.

El equipo del ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, por su parte también convocó a la prensa el pasado martes, después de que el tribunal de Schleswig-Holstein le dejase en libertad y el malestar que generó en el Gobierno español que la ministra de Justicia alemana elogiase la decisión.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·