Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Génova buscaba un acto para vender logros

Bronca del PP con Moncloa por el empresario que sacó los colores a Rajoy hablando de Cataluña

Intervino en la convención sobre la situación territorial de España, invitado por un alto cargo del Gobierno cercano al presidente. Le reprochó su tibieza contra el independentismo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La balance que se hace en Génova de la última convención nacional del PP ha generado una nueva fricción con Moncloa. En la dirección del partido se critica la invitación al líder de los empresarios catalanes contrarios a la independencia, Josep Bou, que acabó sacando los colores a Mariano Rajoy durante su participación en una de las mesas redondas.

Mariano Rajoy. Mariano Rajoy.

El presidente del Gobierno en funciones y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, participaron el pasado sábado en Barcelona en una convención nacional del PP sobre la situación territorial de España.

Acudieron también otras personalidades del sector social, empresarial y de la comunicación, que integraron dos mesas redondas y fueron presentados como “independientes de la política y del PP”.

Invitado por un alto cargo del Gobierno

Pero uno de los participantes ha generado estos días un choque entre el PP y el Gobierno. Según ha sabido El Confidencial Digital por fuentes políticas en Barcelona, Josep Bou, presidente de la asociación “Empresaris de Catalunya” y un referente contra el independentismo, fue invitado por un alto cargo del Gobierno cercano al presidente.

En el entorno del empresario aseguran que, en ningún momento, se le impuso condición ni consigna alguna sobre el discurso que debía pronunciar en el acto.

Pero Bou, a pesar de la cortesía que se presupone a un invitado, no quiso desaprovechar la oportunidad para expresar, sin estridencias, pero con contundencia, lo que realmente pensaba sobre la situación que atraviesa en este momento Cataluña.

Un análisis que comparten ahora mismo en privado una mayoría clara de empresarios catalanes, descontentos con la deriva independentista de la Generalitat. Pero que casi ninguno se atreve a lanzar en público.

“Hay que aplicar el Estado de derecho”

Josep Bou fue muy crítico con Rajoy, aunque sin citarle expresamente. Censuró, por ejemplo, que no se prohibiera la consulta del 9 de noviembre de 2014. “Se permitió que se votara y suponía todo un acto de ilegalidad”.

El representante de los empresarios reclamó también firmeza ante la amenaza independentista. “Hay que aplicar el Estado de Derecho”, dijo en un momento de su intervención. “Cataluña es España como La Coruña”, le lanzó al presidente.

Pero no solo hubo reproches al presidente en funciones. También cargó duramente contra su antecesor, José Luis Rodríguez Zapatero, a quien responsabilizó directamente de la actual situación en la comunidad por impulsar el Estatut en 2006. Y quiso también echar la mirada aún más hacia atrás para quejarse de que “Madrid haya mirado para otro lado durante años”.

Malestar en el PP por el duro discurso...

El auditorio, pese a estar repleto de cargos del PP, no dudó en aplaudirle con fuerza mientras se podía ver a un Rajoy incómodo.

Sin embargo, según ha podido saber ECD por fuentes próximas a la dirección del partido, el enfado de la cúpula de Génova con Moncloa es mayúsculo.

No veían conveniente desgastar ahora la imagen del presidente con el problema catalán, sobre todo teniendo en cuenta que debe encabezar la listas del PP si se repiten las generales el próximo 26 de junio.

Se cometió un riesgo innecesario al tratar de montar un acto de partido, y revestirlo de libertad y democracia, en el que cada uno dijera lo que quisiera”, critican en Génova. La idea del PP era más una convención en la que resaltar las fortalezas del candidato y de su gestión del problema territorial en los últimos años.

… mientras Rajoy le agradeció la presencia

Pero el propio Rajoy ha querido restar importancia al asunto. Personas próximas al presidente aseguran que agradeció la presencia y estrechó la mano con Bou tras su intervención en el acto. No obstante, sí reconocen que se sintió incómodo en algún momento.

No realizó además ningún reproche posterior al presidente de “Empresaris de Cataluña”, pero si compartió con su equipo una reflexión sobre la crítica que pretendió hacerle llegar. Se llevó de Barcelona el mensaje de que no debe dar un paso atrás porque cualquier cesión o claudicación puede ser entendida por los independentistas como una debilidad.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·