Martes 24/10/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Bronca Rubalcaba-Griñán en una reunión secreta en Sevilla. El vicepresidente le recriminó los malos resultados, pidió una ‘limpia’ y recibió la respuesta de que Ferraz no la ha hecho

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El viaje de Alfredo Pérez Rubalcaba a Sevilla continúa envuelto en la polémica, y no sólo por la utilización del Falcon para trasladarse a la capital hispalense. El vicepresidente aprovechó las horas previas al acto de su presentación como candidato del PSOE para tener una tensa conversación con José Antonio Griñán.

El pasado miércoles, 1 de junio, Rubalcaba comenzó en Sevilla su ‘road show’ para presentase como candidato a las primarias del PSOE. El viaje del vicepresidente provocó un gran revuelo por la utilización del avión Falcon para trasladarse desde Madrid, una decisión que el Gobierno ha querido justificar alegando una reunión con José Antonio Griñán en el Palacio de San Telmo, sede del presidente de la Junta.

Dicha afirmación contradice la ‘versión oficial’ aportada por el PSOE andaluz, que apunta a un encuentro entre ambos dirigentes en la sede regional del partido, en la calle San Vicente de la capital hispalense. No obstante, ningún representante del partido ha explicado el contenido de esa reunión entre Rubalcaba y Griñán.

La razón de ese ‘silencio informativo’, según ha podido saber El Confidencial Digital, es el enfrentamiento que vicepresidente del Gobierno y presidente de la Junta protagonizaron, a cuenta de los resultados el 22-M y la reacción del partido ante la debacle electoral.

Fuentes del PSOE andaluz, conocedoras del contenido de la reunión, explican que Alfredo Pérez Rubalcaba pidió cuentas a Griñán por las municipales en Andalucía, donde el partido ha sufrido un varapalo histórico. El ‘número dos’ del PSOE, “muy serio”, sugirió al presidente de Andalucía “una limpieza en el partido”.

La actitud del candidato socialista pilló por sorpresa a Griñán, que no se esperaba esa hostilidad por parte de Rubalcaba. El dirigente autonómico contraatacó recordando que en la dirección nacional del PSOE tampoco se habían tomado medidas contra ningún dirigente después de las elecciones del 22 de mayo.

Las fuentes de la federación andaluza achacan el “ataque” de Rubalcaba a Griñán al apoyo explícito que el presidente de la Junta dio a Carme Chacón cuando la ministra de Defensa se postulaba como candidata en el proceso de primarias: en un acto de campaña, afirmó que “Viendo a Chacón, está claro que la sucesión del PSOE está garantizada”.

Por su parte, desde Ferraz aseguran que el encuentro fue “más que cordial”. Antes de reunirse de la capital hispalense, explican, Rubalcaba y Griñán estuvieron juntos en Almería acompañando a los agricultores afectados por la ‘crisis del pepino’. El presidente andaluz también acompañó al vicepresidente en su primer encuentro con militantes. Crisis interna en el PSOE de Andalucía

La sugerencia de Alfredo Pérez Rubalcaba de hacer una ‘limpia’ en el PSOE andaluz se produjo tan sólo 72 horas antes de la dimisión en bloque de 20 miembros de la Ejecutiva provincial del partido en Almería, contrarios al continuismo impuesto por Griñán pese a los resultados en las elecciones autonómicas.

La crisis interna en el PSOE de Andalucía se agravó cuando el subdelegado del Gobierno de la Junta en el campo de Gibraltar, Tomás Herrera, siguió los mismos pasos que sus compañeros en Almería y anunció que abandonaba el cargo.

El ‘efecto contagio’ de esta tendencia ha llegado también a Málaga, donde 70 alcaldes y concejales electos de la provincia han denunciado al partido ante la Junta Electoral por la elección ‘a dedo’ por parte de la dirección de un diputado provincial. Amplíe la información sobre esta nueva rebelión en el PSOE en El Confidencial Autonómico.

Ferraz maneja otra versión

Desde Ferraz confirman la celebración de esa reunión pero, como decimos, se discrepa sobre el contenido de la misma. Admiten que los días previos al Comité Federal sí hubo momentos de tensión entre ambos dirigentes, principalmente, por el apoyo explícito de Griñán a la candidatura de Chacón. Ahora, el vicepresidente primero es consciente incluso de que se trata de "una confianza relativa". Sin embargo, se afirma que Rubalcaba nunca se ha metido, ni se meterá, en los asuntos internos del PSOE de Andalucía: es un problema que tiene que solucionar Griñán. El futuro candidato socialista es ahora partidario de integrar, añaden fuentes socialistas, y contará con el secretario general andaluz para las generales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·